Tecnología que depura el agua

La empresa Acai Depuración ha desarrollado Ecodisc, un sistema de depuración de aguas residuales para pequeñas poblaciones, que se caracteriza por la tecnología de discos y por su bajo consumo energético

Los biodiscos, un ingenioso sistema biológico de depuración de aguas, son como norias para bacterias

Depurar las aguas residuales no es solo una necesidad de los grandes núcleos urbanos y ciudades, sino que también es preciso realizar estos procesos en pequeñas poblaciones y en el medio rural o en empresas agroalimentarias. Son entornos en los que instalar sistemas de depuración tradicionales de aireación prolongada es más difícil por el alto consumo de energía y la necesidad de personal altamente cualificado.

La alternativa a estos sistemas tradicionales es Ecodisc, que ha venido de la mano de la empresa Acai Depuración, con sede en Monzón (Huesca), que está especializada en desarrollar y fabricar depuradoras modulares de aguas residuales para estos entornos.

El tratamiento de las aguas residuales se realiza en unidades compactas prefabricadas en las que se ha incorporado el tratamiento biológico Ecodisc y en las que se emplea la tecnología de biodiscos.

Los biodiscos consisten en un sistema biológico de depuración de aguas muy ingenioso. Es una noria para bacterias. Está compuesto por una máquina formada por discos plásticos puestos de canto y unidos entre sí, que giran todos juntos, semisumergidos en el agua residual”, según explica Javier Salamero, gerente y director técnico de Acai Depuración.

“Sobre los discos crecen millones de microorganismos, que se alimentan de la materia orgánica disuelta en el agua residual. Los discos al girar ponen en contacto alternativo a las bacterias adheridas sobre él con el agua residual y el oxígeno del aire”, de manera que las “bacterias se alimentan en la fase sumergida y respiran cuando están fuera del agua”. Con este proceso de rotación, se consigue eliminar la contaminación.

Leer articulo completo en HERALDO