Descubren científicos de UAT hongo que decolora aguas residuales teñidas

El hongo Protozoos Stratos decolora el agua teñida gracias a la producción de enzimas que libera

Científicos del Centro de Investigación en Ciencias Biológicas, de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) descubrieron la manera de tratar y decolorar de forma bioquímica, las aguas residuales teñidas por las industrias textil y de papelería, con el uso del hongo Protozoos Stratos.

Al respecto, el científico que lidera la investigación desde hace siete años, Gerardo Díaz Godínez, puntualizó que el cuerpo académico pretende contribuir en la degradación de compuestos fenólicos-cancerígenos, que se encuentran en las aguas residuales descargadas por las industrias.

El método que utilizan es “enzimático in vitro”, el cual es equiparable al proceso de tratamiento de aguas residuales. / Jesús ZEMPOALTECA

Explicó que cuando las factorías finalizan el proceso de teñido, el colorante no es absorbido en su totalidad y aun así las arrojan al Zahuapan, lo que ha generado la muerte de miles de especies acuáticas, botánicas e incluso amenazan la salud humana, porque el agua es ocupada para riego de hortalizas.

“Por ello, la investigación se centra en el aprovechamiento de las capacidades bioquímicas del hongo ‘Protozoos Stratos’, que decolora el agua gracias a la producción de enzimas que libera”, aseveró el estudioso.

Además, detalló que el método que utilizan es “enzimático in vitro”, el cual es equiparable al proceso de tratamiento de aguas residuales, es decir, antes de que descarguen el agua teñida podrían retenerla para su tratamiento biológico.

“El proceso sería establecer tanques de cultivo con reactores, donde creceríamos el hongo para después suministrar el agua teñida, para que el Protozoos Stratos transforme el compuesto colorido en agua limpia, pues el hongo se alimenta del compuesto tóxico”, pormenorizó.

Luego, señaló que los experimentos con los que han trabajado no superan los 10 litros de agua residual y para esa cantidad requirieron 10 gramos de biomasa (hongo) por litro.

“El prototipo es trabajar con reactores de cien litros, preparar el hongo un mes antes para poder adaptarlo a las condiciones y después adicionar las descargas; a medida que tengamos éxito podremos tratar hasta tanques de mil o dos mil litros”, sostuvo.

Los colores que han degradado, mencionó, son el azul derramasol y negro dianix, aunque también han utilizado otras tonalidades como el amarillo, rojo y café, y en todas ellas la decoloración ha sido al 100 %, en un periodo máximo de 30 días.

Díaz Godínez puntualizó que después de que la biomasa cumple su función le efectúan una esterilización o la exterminan para que no contamine ambientes externos.

Subrayó que han contactado a cuatro factorías quienes se han mostrado dispuestas a proporcionaran muestras de agua teñida, con miras a trabajar en la investigación y lograr macroresultados en beneficio de la industria y el ambiente.

“Por ley deben tratar el agua antes de arrojarla a los causes, pero la mayoría de veces el proceso resulta caro, por ello queremos ofrecer una nueva alternativa biológica y dependiendo del éxito estableceremos la patente”, finalizó.