Abrirán pozo de agua a 2 mil 500 metros con tecnología de Veracruz

Un nuevo pozo de agua detectado en la zona de la Magdalena Mixihuca será explorado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Pemex para determinar su nivel y la calidad del líquido. A finales de febrero arrancarán las obras con tecnología que la paraestatal petrolera traerá de Poza Rica, Veracruz, que alcanzarán los 2500 metros de profundidad.

 

52fcd9864c040_590_!A finales de febrero arrancarán las obras con tecnología que la paraestatal petrolera traerá de Poza Rica, Veracruz.

 

Un nuevo pozo de agua detectado en la zona de la Magdalena Mixihuca será explorado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Pemex para determinar su nivel y la calidad del líquido.

A finales de febrero arrancarán las obras con tecnología que la paraestatal petrolera traerá de Poza Rica, Veracruz.

La obra será a 2 mil 500 metros de profundidad y se estima que los trabajos concluyan en 2 meses y medio.

Rubén Chávez Guillén, gerente de Aguas Subterráneas de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), informó que el costo de los trabajos será de entre 50 y 60 millones de pesos.

«Estamos en un valle que tiene una extensión total de casi 10 mil kilómetros cuadrados y las condiciones del subsuelo son variables. Hay necesidad de contar con varios pozos exploratorios para comprobar que tenemos un acuífero potente», explicó Guillén.

Los estudios al subsuelo que realizó Pemex en 1986 servirán como guía para ubicar el acuífero, cuya hipótesis plantea que es independiente del superficial y es alimentado por el cerro El Tepozteco y por la Sierra Chichinautzin, indicó el geólogo Federico Mooser, quien coordina los trabajos de investigación.

Este sería el segundo pozo profundo que se perfora, pues el primero fue en Iztapalapa, que ya aporta 80 litros por segundo de agua potable.
«La meta este año es terminar dos pozos más, es decir, sumar tres obras profundas; pero el proyecto es extender este tipo de obras a un número de siete en 2015», agregó Guillén.

Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), dijo que la ubicación del tercer pozo aún no se ha definido, pero la zona será también en el oriente.

Agregó que a un año de la perforación del primer pozo a 2 mil metros, éste aporta a la red de agua potable de Iztapalapa 80 litros por segundo, aunque con la instalación de una nueva bomba aumentará a 100 litros.

«También llevamos un año de los estudios geológicos del primer pozo, pero nos faltan dos más para determinar el potencial del acuífero. Es muy probable que el acuífero profundo llegue a los estados de México, Hidalgo y Puebla.

«Permite pensar que, si todo es favorable, este manto podría aportar de 6 mil a 7 mil litros por segundo de agua de manera sostenida y sustentable», adelantó Aguirre.

Mooser aseguró que el agua profunda tiene una antigüedad de 11 mil años, mientras que el acuífero superficial tiene líquido de 3 mil años.

El Golfo