Diseño de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales Municipales: Lagunas de Estabilización

TITULO

Diseño de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales Municipales: Lagunas de Estabilización

AUTOR
Gobierno de la República México, SEMARNAT, CONAGUA
RESUMEN
Uno de los factores indispensables para tener una adecuada protección de las fuentes de suministro de agua es contar con tecnologías que provean un tratamiento efectivo y adecuado al agua residual. Para generalizar esta práctica es indispensable contar con los recursos económicos y humanos necesarios que, para la realidad de nuestro país, se traduce en implantar sistemas eficientes, poco mecanizados, de bajo costo de inversión y operación.

En este contexto, las pequeñas comunidades que generan aguas residuales con residuos biodegradables pueden considerar a las lagunas de estabilización como una opción de tratamiento. De igual forma, ciudades importantes localizadas en climas cálidos con disponibilidad de terreno y con las características compatibles para este tipo de sistemas pueden encontrar en ellas una opción viable.

Las lagunas se han empleado para tratar aguas residuales desde hace 3 000 años. El primer tanque de estabilización artificial que se construyó fue en 1901 en San Antonio, Texas. Para 1975 se encontraban operando 7 000 lagunas en los Estados Unidos y 868 en Canadá durante 1981 (Thirumurthi, 1991).

En general, las lagunas son depósitos construidos mediante la excavación y compactación de la tierra que almacenan agua de cualquier calidad por un periodo determinado. Las lagunas constituyen un tratamiento de tipo extensivo alterno interesante ya que permiten un manejo sencillo del agua residual, la recirculación de nutrientes y la producción primaria de alimento en la cadena alimenticia (Oswald, 1995). Su popularidad se debe a su simplicidad de operación, bajo costo y eficiencia energética.

FORMATOPdf descargable

Descargar documento

Deseo recibir boletín documentación