Viajar, disfrutar y respetar: La clave del turismo sostenible

Este Puente de Mayo practicar un turismo responsable será vital y necesario para la conservación de nuestro entorno

  • En vacaciones el turismo aumenta el uso de envases plásticos y genera toneladas de residuos plásticos de un solo uso.
  • La empresa española Dropson busca fomentar el consumo de agua del grifo, una alternativa más económica, sostenible y más segura que el agua embotellada, gracias al uso de su filtro.

España es uno de los principales destinos turísticos, con más de 80 millones de turistas al año, especialmente en las zonas costeras y marinas. El turismo es uno de los principales agentes de degradación medioambiental, produciendo toneladas de residuos plásticos perjudiciales para el entorno y los ecosistemas marinos. Por ello, las empresas y otras entidades tienen la responsabilidad de fomentar un consumo responsable, ofreciendo productos y servicios respetuosos con el entorno. Viajar, disfrutar y respetar es la clave del turismo sostenible y una necesidad que nuestro planeta pide a gritos.

Entre todos los residuos plásticos, el agua embotellada es uno de los más perjudiciales,  consumiéndose alrededor de 11.000 litros de agua por minuto. Sólo el 7% se recicla y el resto acaba en vertederos, ríos y océanos.

La empresa española Dropson, con más de 15 años de experiencia en el sector del tratamiento de agua de nueva generación y comprometida con el turismo sostenible promueve el consumo de agua del grifo gracias a su innovador filtro de agua con grandes ventajas medioambientales. Un filtro que combina la eficacia y el respeto por el medio ambiente, que sorprende por su tecnología filtrante y convence por su sabor.

La lata filtrante Dropson es un filtro de agua portátil que se adapta de manera sencilla al grifo permitiendo filtrar hasta 300 litros de agua de calidad al instante. Gracias a su tecnología filtrante y un proceso natural de filtración con biomateriales, reduce el mal sabor, elimina el cloro y metales pesados entre otros componentes químicos.

“El uso de la lata filtrante tiene la intención de poner en valor la calidad de nuestra agua de red y cambiar nuestro modelo de consumo. Es vital realizar un cambio en nuestros hábitos tratando de eliminar los plásticos de un solo uso por productos más sostenibles”, explica Alain Hierro, gerente de la empresa Dropson.

Recientemente, Dropson ha sido finalista en la II edición del Concurso Ecodiseño de Conama 2018 (Congreso Nacional del Medio Ambiente)  como proyecto innovador en sostenibilidad.

Esta iniciativa busca reducir la contaminación por plásticos y las emisiones de CO2 ocasionadas por su producción. Una sola lata cuyo peso es de 85g, tiene una capacidad media estimada de 300 litros de agua, el equivalente a 200 botellas de agua de 1,5L y un total de 7kg de residuos plásticos.

Estas vacaciones reduce, reutiliza y recicla, allá donde vayas.