Tratamiento del agua para cuidar el Medioambiente

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medioambiente

Este día se ha convertido en una gran plataforma mundial para tomar medidas sobre cuestiones medioambientales. Como cada año desde su fundación en 1.974 por parte de la ONU, se habla de un tema y este año 2021 el elegido es #GeneraciónRestauración: “Reimagina, recrea, restaura”.

Para ello, y precisamente en este día, arrancará el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), una misión global para revivir miles de millones de hectáreas, desde bosques hasta tierras de cultivo, desde la cima de las montañas hasta las profundidades del mar.

El agua es indispensable para la vida de los seres vivos. Los océanos y mares de agua salada cubren el 71 % de la superficie de la Tierra, por lo que es fundamental para el desarrollo del ecosistema.

Los seres humanos necesitamos el agua para vivir, y es que no es solo el consumo humano lo que la hace esencial, sino que además de estar en todas nuestras actividades cotidianas: ducharnos, el aseo, cocinar, regar, limpiar, etc, forma una parte imprescindible del desarrollo industrial, constituyendo una materia prima básica en distintos procesos productivos.

Por eso, en J. Huesa celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente resaltando la importancia del tratamiento del agua en la restauración de los ecosistemas, para que todas nuestras actividades diarias no se vean mermadas por la contaminación del agua.

Creemos que tenemos que cuidar nuestro planeta, y nuestra labor con el tratamiento del agua es poner un grano de arena para que todo el mundo pueda acceder al agua potable, hacer un uso más sostenible del agua (fomentando su reutilización) y aplicando el tratamiento más adecuado a las aguas residuales.

Consecuencias de la contaminación del agua

Actualmente, un 71% de la población mundial tiene acceso a agua potable, parece un número elevado, ¿verdad? Pero ¿y si te decimos que 844 millones de personas en el mundo no tienen un servicio básico de suministro de agua potable?

Las consecuencias son horribles, ya que a través del agua contamina se pueden transmitir enfermedades como: diarreas, cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis. Dolencias que provocan 502.000 muertes al año.

La contaminación del agua no solo influye a los seres humanos, sino que además también afecta negativamente a la flora y fauna. Y es que, el 80% de las aguas residuales se vierten en el mar y en el río, por lo que afecta negativamente al ecosistema.

Además, se prevé que, en 2050, 1 de cada 4 personas se vea afectada por escasez de agua. De ahí la importancia de fomentar políticas de uso responsable de este recurso mediante su regeneración y reutilización.

Tratamiento del agua para evitar la contaminación

Gracias al tratamiento del agua se elimina total, o parcialmente la contaminación del agua, por lo que es un factor a tener en cuenta para cuidar el medio ambiente y reparar los ecosistemas.

De forma genérica se denominan aguas residuales a las que están contaminadas y que por tanto no se pueden verter a cauce público. De forma particular hay que distinguir entre las aguas contaminadas por desechos de origen humano denominadas aguas urbanas y las industriales, que tienen una alta carga de contaminantes procedentes de la actividad industrial.

J. Huesa está especializada en el diseño, fabricación, instalación y O&M de plantas de tratamiento de aguas residuales, tanto de los efluentes procedentes de la industria (Plantas de Tratamiento de Efluentes o PTE), como de aguas urbanas.

Conscientes de la importancia del tratamiento del agua en la industria, hacemos uso, tanto de las tecnologías de última generación, como de las que tienen un amplio recorrido en el mercado, con un doble objetivo: asegurar el cumplimiento de la legislación que aplica y minimizar el impacto ambiental de la actividad humana e industrial, reduciendo notablemente las aguas que llegan a las EDAR´s para su posterior tratamiento.

Expertos en la instalación de plantas de recuperación y reciclaje del agua que posibilitan su reutilización y, por tanto, disminuyen el consumo de agua en la industria.

J. Huesa comprometida con el medio ambiente

En J. Huesa estamos comprometidos con el medio ambiente, por lo que siempre creemos en la mejora continua y en la prevención de la contaminación ambiental.

Ponemos nuestros esfuerzos a la búsqueda de una mayor compatibilidad ambiental de las técnicas de trabajo aplicadas, y a la reducción del consumo de las materias primas, la energía y el agua.

Una muestra de esto es que este año 2021 hemos renovado la certificación de la ISO 14001 tras más de 20 años de su implantación inicial en la compañía; igualmente se ha superado la primera auditoría de re-certificación en Responsabilidad Social Corporativa, según la IQNET SR10. Independientemente de esto somos una empresa adherida al #PactoMundialONU desde el año 2016