Sevilla contará con casi una veintena de depuradoras nuevas en cuatro años

La Junta y el Estado invertirán 137 millones de euros en la construcción y mejora de estaciones de depuración para suprimir los vertidos

El Estado y la Junta de Andalucía han suscrito un protocolo de colaboración para la ejecución conjunta de obras de saneamiento y depuración para el cumplimiento de la normativa europea de tratamiento de aguas residuales. El tiempo apremia tras los procedimientos de infracción abiertos y las multas millonarias impuestas por la Unión Europea al reino de España por incumplir la directiva europea para evitar la contaminación de las aguas continentales y costeras. El Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería del mismo ramo han acordado invertir en Andalucía 790 millones de euros en depuradoras, de los cuales 137 millones se destinarán a Sevilla. Esa inversión permitirá construir antes de 2021 un total de 17 depuradoras nuevas para más de una veintena de municipios que actualmente vierten sus aguas residuales sin tratar a arroyos y ríos, provocando en ocasiones malos olores en esas poblaciones. Asimismo, se mejorarán 12 depuradoras que ya están en funcionamiento.

El Estado invertirá 82 millones en la construcción de estaciones de Depuración de Aguas Residuales (Edar) en Burguillos y Gerena, y adecuará otras existentes para un tratamiento más riguroso de las aguas residuales de Sevilla capital, Guillena, Lebrija, Arahal, Utrera, Los Palacios y Villafranca, Morón de la Frontera, Mairena, Las Cabezas de San Juan, el Viso del Alcor, Almensilla, Bollullos de la Mitación, Palomares del Río e Isla Mayor.

Leer artículo completo en ABC