Quinceañera inventa un aparato que genera luz con agua

reyhan-jamalova

El dispositivo desarrollado por Reyhan Jamalova crea corriente eléctrica con gotas de lluvia

“Si se puede crear energía a partir del viento, ¿por qué no hacer lo mismo con la lluvia?”. Esa pregunta se hizo en voz alta el papá de Reyhan Jamalova, de 15 años, y fue el puntapié que llevó a la joven alumna del Instituto Istek Lyceum en Bakú, Azerbaiyán, a inventar Rainergy, un dispositivo inteligente capaz de generar corriente eléctrica a partir de gotas de lluvia.

La lluvia constituye uno de los recursos energéticos menos aprovechados de la naturaleza. Cuando llueve, pueden caer miles de millones de litros de agua, un potencial eléctrico nada desdeñable si se utiliza correctamente. “Diseñamos Rainergy para resolver el problema de la deficiencia energética en países no desarrollados con clima lluvioso,” señala Jamalova.

Ella y su compañera Zahra Gasimzade, con el apoyo de sus profesores de física, dedicaron cuatro meses a desarrollar el dispositivo. El Estado de Azerbaiyán financió los costes iniciales de su fabricación: unos 20,000 dólares.Desde entonces, Rainergy despertó el interés de inversores y catapultó a Jamalova a la lista Forbes de 30 Menores de 30 años más influyentes de Asia en 2018.

Este aparato, de 30 pies de altura, cuenta con cuatro componentes esenciales: un colector de agua de lluvia, un tanque, un generador eléctrico y una batería.

El colector llena el tanque de agua pluvial, que a continuación circula a gran velocidad a través del generador para producir energía que se almacena en la batería, amortiguando así la sobrecarga de la red eléctrica local y proporcionando una fuente suplementaria de electricidad a las comunidades.

El equipo de Jamalova ideó dos prototipos: uno capaz de encender tres lámparas LED y otro que produce suficiente electricidad para encender 22 durante 50 segundos, empleando tan solo poco menos de dos galones de agua de lluvia. La emprendedora asegura que las comunidades más desfavorecidas podrán utilizarlo para iluminar las farolas de las calles.

Leer artículo completo en el nuevo dia