Presentación de la máquina anfibia para la conservación de los humedales, el hábitat migratorio del carricerín cejudo

La Fundación Global Nature ha presentado la máquina anfibia adquirida para el proyecto LIFE Paludicola en el Parc Natural del Marjal de Pego-Oliva (ZEC-ZEPA)

  • El uso de la máquina anfibia en la siega del humedal aumenta la efectividad y mejora la gestión de la vegetación del espacio.
  • La máquina anfibia favorecerá las acciones de conservación dentro del proyecto LIFE Paludicola ayudando a mejorar los hábitats que la especie utiliza en sus pasos migratorios.

El acto ha sido presidido por el Director del Parque Natural, Joseba Rodríguez, reuniendo a representantes de los diferentes colectivos involucrados en la conservación del espacio. Por parte de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana ha asistido el Subdirector General del Medio Ambiente, Josep Ramon Nebot; el Jefe del Servicio de Gestión de Espacios Naturales Protegidos, José Antonio Hernández y el Jefe de Servicio de Vida Silvestre, Juan Jiménez. Desde el Ayuntamiento de Oliva y Pego han asistido las Concejalas de Medio Ambiente, Imma Ibiza y Laura Castellà, el Concejal de Agricultura Andreu Dominguis y sus respectivos técnicos de medio ambiente. Al acto también han acudido agricultores y regantes.

La compra de esta máquina anfibia es una de las acciones de conservación incluidas en el proyecto LIFE Paludicola para ayudar a la gestión de la vegetación en el hábitat migratorio del carricerín cejudo. Este proyecto tiene como objetivo frenar el descenso de las poblaciones del carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola), el paseriforme más amenazado de Europa. España se encuentra entre sus principales rutas migratorias. Los ecosistemas que utiliza durante su migración son los humedales. Estos ecosistemas han ido desapareciendo por la acción humana en la mayoría de los casos y con ellos, actividades tradicionales como el pastoreo extensivo que, con su actividad, favorecía un hábitat propicio para esta ave.

Se pretende actuar en tres comunidades autónomas diferentes, donde previamente se ha detectado la presencia de la especie durante su viaje migratorio: Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana. Dentro de la Comunidad Valencia son cuatro las áreas de actuación: Parc Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca (LIC-ZEPA), el Marjal del Moro (ZEC-ZEPA), Parc Natural de l’Albufera (LIC-ZEPA) y el Parc Natural de la Marjal de Pego-Oliva (ZEC-ZEPA).

Durante el acto se ha realizado una demostración del funcionamiento de la máquina anfibia dentro del humedal, ejecutando una siega de vegetación helofítica. La vegetación helofítica es la vegetación característica de estas zonas, son plantas enraizadas bajo el agua y con parte del aparato vegetativo fuera del agua, una vegetación de difícil gestión si no se dispone de las herramientas adecuadas. La mejor solución para la gestión de esta vegetación es la siega mecánica mediante máquinas anfibias, aunque esta técnica está poco extendida en la península por la escasez de este tipo de maquinaria. Tan solo encontramos una máquina de estas características en la costa valenciana que trabaja de manera privada, siendo su manejo y efectividad prácticamente desconocida por los gestores de otros espacios similares del territorio.

La gestión de la vegetación de los humedales mediante siega mecánica de este tipo de maquinaria permite mejorar el hábitat no solo para el carricerín cejudo sino también para otras aves palustres. La compra del equipamiento de siega anfibia para el proyecto LIFE Paludicola asegurará el mantenimiento de acciones de siega y gestión de la vegetación anualmente, aún después de la finalización del proyecto.  En concreto, en El Marjal de Pego-Oliva se prevé una siega anual de 7,5 ha para favorecer zonas despejadas donde se alimente el carricerín cejudo. Adicionalmente la máquina anfibia se empleará para otras labores de plantación en otras zonas de humedal (Marjal del Moro y L’Albufera).

A lo largo del proyecto se aumentarán las superficies de praderas de vegetación helofítica abierta, hábitat que el carricerín cejudo utiliza en sus pasos migratorios prenupcial y postnupcial por España, en al menos 336 ha en los 9 espacios naturales de las tres regiones en las que actúa este proyecto LIFE. Asimismo, se trabajará en incrementar la superficie de humedales en las zonas de paso y sedimentación más importantes para el carricerín cejudo, mediante la compra de parcelas perilagunares y la ejecución de obras hidráulicas que aseguren la inundación temporal de estos humedales someros o de tipo estepario.

El proyecto se desarrolla con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad, del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torreblanca y la empresa Infertosa junto con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Fuente: Fundación Global Nature