Nuevo método para mejorar la calidad de las aguas residuales tratadas

La nueva técnica mediante el uso de partículas magnéticas consiguen reducir la concentración de fósforo

Científicos del departamento de Ecología de la Universidad de Granada (UGR) en España han diseñado y demostrado una nueva técnica para mejorar la calidad de las aguas residuales tratadas mediante el uso de partículas magnéticas que consiguen reducir la concentración de fósforo en el medio acuático y ser recuperado como fertilizante, un trabajo con el que se pretende reducir el impacto antrópico sobre el medioambiente. Los resultados han sido publicados en la revista internacional Chemosphere, una de las más prestigiosas en el ámbito científico de las Ciencias Ambientales.

Se trata del proyecto de investigación “Restauración de ecosistemas acuáticos mediante nanopartículas magnéticas: efectos ecotoxicológicos y recuperación del fósforo como fertilizante”, cuya investigadora principal es Inmaculada de Vicente, profesora titular del departamento de Ecología y miembro del Instituto del Agua de la UGR.

La investigadora señala que la eutrofización o enriquecimiento en nutrientes inorgánicos es uno de los principales problemas que afectan a la calidad del agua de los humedales mediterráneos.

Esta investigación se ha realizado en la Reserva Natural de la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga, la más grande de Andalucía y la segunda de España, que recibe el vertido de aguas residuales tratadas de diversas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR).

Leer articulo completo en NCYT