Mayas construyeron el primer sistema de filtración de agua en Occidente

Sistemas de filtración de agua de los mayas, un hallazgo que sorprendió a los investigadores e historiadores en Tikal

El sistema de filtración de los mayas tenía la capacidad de filtrar agua y eliminar minerales y microorganismos dañinos convirtiéndola en agua potable


Una de las culturas más antiguas del mundo, ubicada en los bosques tropicales del norte de GuatemalaTikal floreció durante más de mil años. En el apogeo de su prosperidad, alrededor del año 700 d.C, se cree que fue el hogar de más de 45 mil personas. La ciudad maya de Tikal, famosa por sus imponentes templos ceremoniales, plazas públicas y palacios, mantuvo en el anonimato y en funcionamiento el sistema de filtración de agua.

Historiadores descubrieron recientemente un mineral volcánico que captura microbios y metales pesados en uno de los reservorios más grandes de Tikal. Debido a que el material no se encuentra cerca, el hallazgo sugiere la presencia de un filtro deliberado.

Este significante descubrimiento contradice la antigua idea de que las innovaciones tecnológicas del mundo antiguo estaban enfocadas en lugares como China, Roma, Egipto o Grecia, según el geólogo arqueológico de la Universidad de Cincinnati (UC), y coautor del estudio, Kenneth Tankersley quien dijo a la revista Science«Cuando se trataba de purificar el agua, los mayas estaban adelantados milenios».

Los investigadores tienen la idea que los pobladores de Tikal lidiaron con un periodo de sequias entre noviembre-abril y una solución era almacenar agua en depósitos o reservorios, pero esa agua debía ser apta para beber. Asimismo, al excavar los pozos de varios de los embalses en Tikal, el equipo de trabajo conformado por arqueólogos, científicos, geólogos, historiadores y demás especialistas, se sorprendieron al encontrar que uno de los almacenes más grandes de agua (Corriental) tenía una contaminación menor por metales pesados, algas productoras de toxinas y un mineral asociado con la contaminación fecal en comparación a los demás reservorios.


Después encontraron cristales de cuarzo y cuatro capas distintas, cada una de pocos centímetros de espesor, se dieron cuenta que el descubrimiento se trataba de un filtro de agua rudimentario. Una de las capas estaba compuesta por cristales color marrón de una escala milimétrica, con esa capa del tamaño de la arcilla se podía purificar el agua, pero no capturar del todo los microbios dañinos. Luego los científicos examinaron con mayor detenimiento el cuarzo y descubrieron que tenía una fina capa de cristales aún más pequeños.

Leer artículo completo en NOTIPRESS