Los grifos de Londres se secarán en 25 años

El cambio climático va a provocar unos veranos muchos más calurosos y unas lluvias menos predecibles, lo que intensificará las sequía

  • Según los informes científicos reunidos por la Agencia Británica de Medio Ambiente, el cambio climático va a provocar unos veranos muchos más calurosos y unas lluvias menos predecibles, lo que intensificará las sequía
  • Así, se espera que para 2040 más de la mitad de los veranos superen las temperaturas de la terrible ola de calor que asoló Europa en 2003 y que provocó más de dos mil muertes en Reino Unido.

La frase del titular puede parecer demasiado catastrofista, sino fuera porque ha sido pronunciada esta semana por un viejo diplomático poco dado al alarmismo: Sir James Bevan, director ejecutivo de la Agencia Británica de Medio Ambiente.

Con el inquietante título de ‘Escapar de las fauces de la muerte, o como asegurarnos suficiente agua en 2050’ su discurso en la conferencia anual de Waterwise, la principal ONG del Reino Unido dedicada al problema del agua, ha centrado buena parte de las informaciones aparecidas esta semana con motivo del Día Mundial del Agua (22 de marzo).

Para el máximo responsable de medio ambiente en Reino Unido las compañías de distribución de aguas van a tener que afrontar un difícil reto en los próximos años: atender el aumento de la demanda ante una población creciente, en un escenario de cambio climático que va a reducir la disponibilidad del recurso notablemente.

Según los informes científicos reunidos por la Agencia Británica de Medio Ambiente, el cambio climático va a provocar unos veranos muchos más calurosos y unas lluvias menos predecibles, lo que intensificará las sequías. Así, se espera que para 2040 más de la mitad de los veranos superen las temperaturas de la terrible ola de calor que asoló Europa en 2003 y que provocó más de dos mil muertes en Reino Unido.

Leer articulo completo en eldiario.es