Los embalses de las cuencas internas de Cataluña se encuentran a un 70 % de su capacidad con 465 hectómetros cúbicos

Los embalses de las cuencas internas de Cataluña se encuentran a un 70 % de su capacidad con 465 hectómetros cúbicos, un 17 % por debajo del agua que almacenaban en 2011 en estas fechas (87 %) por la falta de lluvia, aunque se mantienen en unos niveles “favorables” para el mes agosto, según el ACA.

El director del área de abastecimiento de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Josep Miquel Diéguez, ha explicado a Efe que el estado de los embalses es “normal” ya que se ha superado el periodo de máxima demanda de agosto, que viene provocado por la suma de las necesidades de los cultivos agrícolas y del aumento de las actividades turísticas.

Diéguez ha indicado que la actual reserva de los embalses, con sus 465 hectómetros cúbicos, se encuentra en nivel similares a los de hace cinco años (con 490 hm³) o hace una década (425 hm³).

“Es verdad que si se compara con los niveles de 2011 es otra cosa. Pero el 87 % de agua que almacenaban los embalses por esta época era un registro anómalo, por lo excepcionalmente alto. No era normal acabar un verano con casi el 9 0%”, señala el responsable de abastecimiento.

Diéguez ha señalado que se está viviendo un verano especialmente seco, una situación que se traduce en un incremento de la demanda, sobre todo para riego agrícola, y una disminución de las aportaciones a los embalses, lo que hace que las reservas bajen más rápidamente, “aunque la situación es de normalidad”.

En este sentido, el representante de la consellería, ha indicado que las desalinizadoras están preparadas para poder aumentar su producción y atender el suministro de la población en el caso de que fuera necesario.

La de Tordera (Girona) está produciendo ahora 10 hm³ (aunque con su ampliación tiene una capacidad de 20 hm³) mientras que en la planta de El Prat (Barcelona) funciona uno de sus diez módulos (un 10 % de sus de 60 hm³ de capacidad de producción), para mantenerla operativa.

“Ahora nos estamos planteando que el próximo mes de septiembre se ponga a trabajar un segundo módulo, de manera que si se llega al orden del 50 % de reservas embalsadas la producción de la desalinizadora sea del 100 %”, remarca Diéguez.

En el caso de que la sequía obligara a aumentar el suministro procedente de las desalinizadoras, esto no conllevaría un incremento del precio del agua.

“El precio del agua ya contempla que las plantas desalinizadoras trabajen con un funcionamiento no de mínimos durante determinados periodos, y esa posibilidad ya está incorporada al precio del agua”, ha explicado.

Fuente: abc.es