Los ayuntamientos desbordan el plan de ayuda para depuradoras: cuatro de cada cinco pueblos se quedan fuera

Los fondos del Instituto Aragonés del Agua solo dan para atender 24 de las 124 solicitudes, cuya cuantía cuadruplica la oferta

Las Cortes bendicen con un descafeinado informe de conclusiones el desmesurado plan de depuración que dispara el precio del agua en la comunidad

Las necesidades de los ayuntamientos aragoneses en materia de depuración de aguas residuales han desbordado las previsiones de la comunidad autónoma: cuatro de cada cinco solicitudes presentadas al programa de subvenciones para mejorar depuradoras y para construir o reparar colectores se han quedado fuera de la convocatoria lanzada por el Instituto Aragonés del Agua (IAA).

La convocatoria, publicada a mediados del año pasado, incluía una dotación de 4,4 millones de euros a distribuir con cargo a tres anualidades: 2,3 en la de 2018, 100.000 euros en esta y otros dos millones en la próxima.

“Estos importes se hallan condicionados a la existencia de crédito adecuado y suficiente, siendo susceptibles de ampliación si se produjese un incremento de crédito derivado de generación, ampliación o incorporación de crédito”, señalaba la orden, que también recoge que los consistorios pueden pedir el adelanto del 100 % de la cantidad consignada para cada anualidad.

En la práctica, la ausencia de presupuestos para este ejercicio en la comunidad conlleva la congelación de esas previsiones, mientras que el cierre de la ejecución del actual ha obligado a atrasar un año su ejecución, que pasa del periodo 2018-2020 al 2019-2021.

La resolución de la convocatoria ha revelado la escasez de los fondos para cubrir las necesidades de los municipios aragoneses: solo 24 de las 124 peticiones han podido ser atendidas, mientras la cuantía de las peticiones, de 19,8 millones, cuadruplicaba con creces los recursos disponibles.

Leer artículo completo en eldiario.es