La sequía está de vuelta: el mundo rural sufre y en la ciudad no se enteran

Los agricultores se están viendo afectados por una sequía edáfica de la que no se informa, que no trasciende porque no vincula a la mayoría de población urbana

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) actualmente más del 80% de la población española reside en áreas urbanas. La distancia entre la ciudad y el campo crece, y con ello aumenta el desdén por los problemas que aquejan al mundo rural, como el de la grave sequía agrícola que estamos atravesando.

En nuestro país el grado de alerta social ante los períodos de sequíaviene determinado por la posibilidad de que acabe afectando al abastecimiento urbano, de manera que como ahora sucede si hay suficiente agua en los embalses la sequía no intimida ni trasciende.

De hecho, las medidas para hacer frente a la escasez de agua como las que se recogen en los Planes Especiales de Sequía, se activan especialmente cuando el sistema de indicadores del estado hidrológico alerta sobre posibles restricciones en el abastecimiento urbano. Por eso para la mayoría de la población mientras el agua salga del grifo la sequía es algo que no le atañe. Lo que no debería ser así.

Los datos sobre el estado de las reservas de agua embalsada en España, que son actualizados semanalmente en www.embalses.net, señalan que actualmente el conjunto de nuestros pantanos esta al 58% de su capacidad total: diez puntos por debajo de la media de la última década.

Leer artículo completo en LA VANGUARDIA