LA LAGUNA – El Cabildo enviará las aguas negras a El Chorrillo

El nuevo sistema de alcantarillas unirá Padre Anchieta con la futura depuradora del Distrito Suroeste de Santa Cruz l Habrá que excavar 193.000 metros de zanja

Desviar las aguas negras de La Laguna hacia la futura Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de El Chorrillo, en el municipio de Santa Cruz, le costará al Cabildo de Tenerife 23 millones de euros. Antes de acometer la construcción de esta nueva infraestructura, que aliviará la ya saturada depuradora de Buenos Aires, habrá que construir las canalizaciones que transportará hasta el Distrito Suroeste de la capital las aguas residuales laguneras.

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife ha terminado el proyecto de construcción de las futuras conexiones entre La Laguna y la capital tinerfeña. La intervención, dividida en siete fases de trabajo, ha sido bautizada como Colector Metropolitano Geneto-Partecaminos, en alusión a los dos puntos que acotan la nueva red de alcantarillado. Los detalles de la obra y su financiación permanecerán en fase de exposición pública hasta el próximo 12 de septiembre.

Esta intervención forma parte del Plan Hidrológico de Tenerife e implicará la instalación de un total de 8.806 metros de tubería para saneamiento, 8.766 metros de tubería para aguas pluviales, la construcción de 228 pozos de registro y de 133 cámaras. Asimismo, será necesario demoler 88.357 metros cuadrados de pavimento y excavar 193.005 metros cuadrados de zanjas.

Estos datos, incluidos en el proyecto, demuestran la magnitud de la intervención. Los trabajos se dividirán en siete fases para minimizar las molestias a los vecinos y reducir el impacto sobre el tráfico. Está previsto que la obra comience en la parte santacrucera del proyecto, desde la calle Punta Teno a la Calle Cruz de La Gallega. Esta primera fase tardará en estar lista unos 25 meses. Existe la posibilidad de que varias fases se ejecuten al tiempo en distintas partes del trazado, aunque el proyecto distribuye cada una de ellas como si de una obra independiente se tratara.

El Cabildo enviará las aguas negras a El Chorrillo

Las nuevas canalizaciones de agua se extenderán desde la rotonda de Padre Anchieta hasta El Chorrillo. Los expertos calculan que el nuevo alcantarillado asumirá un caudal de unos 3.800 metros cúbicos diarios.
Con esta intervención y la construcción de la nueva depuradora, el Cabildo solucionará las deficiencias de la red de saneamiento local. Entre ellas, el hecho de que no exista una red de alcantarillado continuo entre el Camino de San Miguel de Geneto, en La Laguna, y la zona de El Chorrillo.

Los redactores del proyecto aseguran, además, que el hecho de que se derive todo el agua residual hacia la depuradora del barrio santacrucero de Buenos Aires provoca que ésta “asuma una sobrecarga innecesaria de caudal”. Por tanto, uno de los principales objetivos de la nueva red de saneamiento es descargar de trabajo a la sobrepasada depuradora capitalina. Asimismo, los expertos han comprobado que hay tramos de alcantarillado con poca pendiente en los que la capacidad de desagüe podría “verse comprometida” en los próximos años.

El estudio de la zona que discurre entre Padre Anchieta y el Distrito Suroeste capitalino apunta también que el sistema de alcantarillado actual no tiene suficientes aliviaderos para moderar el caudal de líquido. Además, en casi todo el trazado, la capacidad de los colectores es “insuficiente”.

Cuando finalice la obra, para la que todavía no hay fecha de inicio, el Cabildo podrá “reducir la contaminación de las aguas y optimizar el sistema de tratamiento y vertido de las aguas residuales”, detalla el proyecto. También habrá una mejora sustancial en el sistema de recogida y conducción del agua de lluvia.

La construcción de esta nueva infraestructura afecta, también, a terrenos privado. En total, el proyecto destina un presupuesto de 94.924 euros a sufragar las expropiaciones de terreno a lo largo del trazado de las nuevas tuberías. Entre los propietarios afectados está, por ejemplo, la Empresa Municipal de Vivienda del Ayuntamiento de La Laguna (Muvisa). En total, 7.480 metros cuadrados de suelo urbano sin edificar. También hay diez propietarios particulares afectados. En este caso, se trata de pequeños trozos de tierra de carácter agrario.

La obra también incluye trabajos de canalización en los barrancos afectados. Se construirán varios pórticos de hormigón para facilitar el desagüe del agua de lluvia y escorrentía a lo largo de nueve barrancos entre La Laguna y Santa Cruz de Tenerife.

Teidagua paga un millón al año a Emmasa

Teidagua pagara este año a Emmasa mas de un millón de euros por el saneamiento de las aguas residuales del municipio lagunero. La empresa pública ha renegociado el contrato que tenía con la gestora de aguas capitalina para mejora el tratamiento de estos residuos.
Las características orográficas de la Isla obligan a que, por cuestiones de gravedad, el 80% de las aguas residuales de La Laguna se viertan hacia la zona de la capital. Esta circunstancia se refleja en el Plan Hidrológico Insular.

De hecho y desde su origen, los principales colectores de saneamiento de las dos ciudades están conectados y en parte funcionan como una sola red de saneamiento. Por el momento solo existe un cálculo estimativo, que realizan los equipos técnicos de las compañías de aguas de los dos municipios, sobre la cantidad de caudal que circula por los colectores de saneamiento entre Santa Cruz y La Laguna.
Hasta ahora y según estos cálculos, Emmasa facturaba a Teidagua la depuración como a cualquier otro usuario de Santa Cruz. Según esta estimación, el desembolso anual era de 600.000 euros al año.

En las últimas semanas ambas compañías han negociado un nuevo sistema para cubrir el coste, no solo de la depuración sino también el de alcantarillado. Teidagua asumirá el coste global de saneamiento para cumplir con el precepto normativo que obliga a los municipios a depurar las aguas residuales e impulsarlas a través de emisarios submarinos lejos del litoral.

Para ello, se realizó un cálculo estimativo del precio de todo este proceso para Emmasa por parte de los técnicos de ambas compañías. Finalmente, se acordó que Teidagua abone una factura extra anual de 400.000 euros en concepto de saneamiento y depuración a Emmasa por el agua de La Laguna que esta compañía debe tratar.

El acuerdo busca mayor precisión y racionalización en el futuro, con el fin de hacer sostenible el cumplimiento de la normativa legal vigente, permitir a Emmasa operar con normalidad en este ámbito y disponer de recursos suficientes para ello.

Fuente: http://www.laopinion.es/tenerife/2012/08/17/cabildo-enviara-aguas-negras-chorrillo/429494.html