La falta de fondos impide iniciar obras para prevenir inundaciones en el cauce del Júcar

La falta de presupuesto está impidiendo a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) poner en marcha una treintena de proyectos. Entre ellas, varias infraestructuras para controlar posibles inundaciones que se suelen darse en el río Júcar con la llegada de fuertes lluvias.
Los presupuestos generales del Estado para la CHJ han pasado de 32 millones en 2011 a tan sólo 14 para este. «Las nuevas actuaciones quedan pendientes de la disponibilidad presupuestaria, que este año ha bajado más del 60%», admite la presidenta de la entidad, María Ángeles Ureña.
Entre las infraestructuras que están en ejecución se encuentra la reconstrucción del azul de la Marquesa en Cullera, la adecuación ambiental del río Palancia, la pasarela del embalse de Arenós y una obra en Albacete, tal y como enumera la responsable de la Confederación.
«La situación de restricción presupuestaria nos lleva a tener que acoplarnos. Nuestra intención es acabar las obras que están en marcha para que no queden a medias», argumenta Ureña.
La presidenta de la CHJ ha traslado a los agentes implicados la realidad actual. El pasado mes de julio mantuvo una reunión con los contratistas para detallarles la situación. «El recorte de inversión del Gobierno imposibilita que se acometa el Plan del Júcar, incluidas las presas pendientes y no se podrán hacer actuaciones nuevas en dos o tres años», lamentan desde la Cámara de Contratistas.
Tras aquella cita, la organización empresarial solicitó un encuentro con el director general del Agua, Juan Urbano, «para plantearle las necesidades y carencias en obras hidráulicas y encauzamientos de la Confederación», explica. Pero todavía no han obtenido respuesta y siguen esperando a que les respondan.
Fuente: laverdad.es