La EDAR Albufera Sur reduce una media anual de 26 toneladas la emisión de CO2 desde 2012

Durante este periodo se han implementado una serie de actuaciones que han mejorado la eficiencia energética

La planta gestiona un caudal diario de 20.173 m3 y trata las aguas residuales de una población de 70.000 habitantes

Desde 2012, la EDAR de Albufera Sur -gestionada por la UTE formada por DAM (Depuración de Aguas del Mediterráneo) y SAV (S.A. Agricultores de la Vega de Valencia)– ha conseguido reducir una media anual de 26 toneladas la emisión de CO2 a la atmósfera, gracias a las diferentes medidas implementadas en la instalación para optimizar su consumo energético.

La depuradora, que se encuentra situada en el término municipal de Almussafes (Valencia), gestiona un caudal diario de 20.173 m3 y trata las aguas residuales de una población de 70.000 habitantes. Esta instalación cuenta una etapa de tratamiento biológico convencional en la modalidad de fangos activados y desinfección por cloración. Por su parte, la línea de fangos está integrada por una etapa de espesamiento por gravedad y flotación, estabilización anaerobia y deshidratación por centrífuga, siendo el fango generado destinado a uso agrícola.

“Las estaciones depuradoras de aguas residuales son las principales consumidoras de energía del ciclo integral del agua, por lo que debemos mejorar y optimizar su gestión para avanzar hacia la sostenibilidad del sistema”, afirma Juan Ramiro Cardo, Jefe de Planta EDAR Albufera Sur.

Por este motivo, desde 2012 -fecha en que asume la explotación la UTE DAM-SAV– se han implementado toda una serie de mejoras que han consistido en incorporar diversos avances tecnológicos en los sistemas de aireación y otros equipos de aprovechamiento energético. Además, se ha implantado y certificado un sistema de gestión que establece el marco adecuado para gestionar la energía en plantas industriales, establecimientos comerciales y otras organizaciones.

“La norma «UNE-EN ISO 50.001 Sistemas de gestión de la energía. Requisitos con orientación para su uso» pretende ayudar a las organizaciones a mejorar su rendimiento y eficiencia energética, así como a reducir su impacto en el cambio climático”, explica Alfredo Bernabeu, responsable de sistemas de gestión de las UTEs de SAV y DAM.

Todas estas actuaciones han posibilitado que año tras año y sobre todo a partir de 2015, “se reduzca el consumo energético y por tanto, disminuyan las emisiones de CO2 a la atmósfera”, resalta Juan Ramiro.

Día Mundial del Medio Ambiente

Desde que comenzó a celebrarse en 1974, el Día Mundial del Medio Ambiente ha ido creciendo hasta convertirse en una plataforma mundial para la concienciación y la acción en torno a cuestiones apremiantes, como la contaminación marina, el calentamiento del planeta, el consumo sostenible o los delitos contra la fauna y la flora silvestre.

El lema principal de esta edición aborda la “Contaminación del aire”, un problema acuciante según recoge un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta que nueve de cada diez personas en el mundo respiran aire contaminado, lo que provoca 7 millones de muertes anuales por causas directamente relacionadas la polución.

En este sentido, el responsable de DAM resalta la importancia de afrontar globalmente esta problemática, directamente relacionada con el cambio climático.

“El calentamiento global del planeta es un reto que debemos afrontar cada uno desde nuestra área de actuación. Por ello, debemos el cambio climático como una oportunidad para desarrollar políticas de energía y gestión de recursos más sostenibles”, concluye Juan Ramiro Cardo.