La depuradora que dará servicio a Legasa y Narbarte (Bertizarana) estará operativa en 2013

El Gobierno de Navarra ha aprobado la urgencia de este proyecto, que tiene un presupuesto de 2,37 millones de euros

(LAVANGUARDIA.com/NAVARRA) El Gobierno de Navarra ha declarado en su sesión de este miércoles urgente, a efectos de expropiación forzosa, la ocupación de los bienes y derechos afectados por el proyecto de construcción de una de depuradora de aguas residuales en Legasa (Bertizarana) y del emisario que recogerá los vertidos procedentes de esta localidad y de Nabarte. De esta manera, la estación Cursos Medios del Bidasoa estará operativa en 2013.

Las obras comenzarán previsiblemente este otoño y su duración estimada es de un año. La puesta en marcha de la instalación y las pruebas se prolongarán durante otros dos meses. En una segunda fase, también se conectarán las poblaciones de Oieregi, Bertiz y Oronoz-Mugairi.

La rápida ejecución de las obras es imprescindible, según el acuerdo de Gobierno, para solucionar, de forma inmediata los problemas medioambientales que implican el actual vertido de residuos, sin la adecuada depuración biológica, en el curso medio del río Bidasoa.

Las localidades mencionadas con anterioridad suman más de 1.100 habitantes censados, por lo que se ha diseñado una instalación de tamaño medio, pero con tratamiento avanzado del agua residual. Además de la depuradora y de los dos colectores que conectarán las redes municipales con la planta, se construirá un pozo de bombeo.

El presupuesto total de esta obra es de 2,37 millones de euros, de los que un 80 por ciento se ha sufragado a través de los planes de infraestructuras locales del Gobierno de Navarra y el otro 20 por ciento a través del canon de saneamiento, que pagan todos los navarros en el recibo del agua y que gestiona NILSA, la empresa pública dedicada a la depuración del agua residual.