La CHE licita el mantenimiento del Canal de Lodosa

El objetivo es asegurar la normal explotación y la calidad del servicio, una de las acciones principales del Organismo para la buena gestión hidráulica de la cuenca

La Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica) ha licitado la conservación y mantenimiento del Canal de Lodosa, desagües e infraestructuras complementarias asociadas, por un importe de 507.062 euros (con impuestos) y un plazo de ejecución de 18 meses.

La CHE tramita estas obras generales para asegurar la normal explotación y la calidad del servicio, una de las labores principales que permiten una mejora de la gestión hidráulica en la cuenca.

El Canal de Lodosa, con una longitud de 127,50 kilómetros, entre Lodosa (Navarra) y Mallén (Zaragoza), presta servicio desde el año 1935 y riega en la actualidad una superficie aproximada de 33.500 hectáreas. El paso del tiempo genera el lógico deterioro en los revestimiento del canal y la aparición de fisuras, blandones y fugas que pueden causar interrupciones en el suministro para riego y abastecimiento.

El proyecto incluye los trabajos de mantenimiento preventivos, cuya ejecución se programa coincidiendo con los meses de corte del canal (en febrero y noviembre) y actuaciones de emergencia (por averías, tormentas, avenidas, etc), que puedan surgir en cualquier época del año.

También se contempla la adecuación de 3.200 metros de camino de servicio que se encuentran bastante deteriorados (con reperfilado, aporte de capa de zahorra artificial y limpieza de cunetas) y el acondicionamiento de varios tramos de cajeros y soleras que presentan fisuras y filtraciones de diversa entidad.

Las actuaciones que se pueden planificar y que corresponden con la explotación ordinaria del sistema, consisten en limpiezas, retirada de lodos y reparación de cajeros y soleras, de fisuras y grietas en el interior del canal, acueductos, sifones, yasas y otras infraestructuras; el acondicionamiento de colectores, desagües y red de drenaje, la estabilización de taludes y la mejora de la seguridad vial.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha adjudicado en los últimos meses otros proyectos de conservación general de infraestructuras hidráulicas estatales, que realiza con presupuesto propio, en concreto, del Canal Imperial de Aragón (345.790 euros de presupuesto) y de la primera parte del Canal de Bardenas, de la segunda parte del Canal y de las acequias principales de Navarra y Cinco Villas (1.737.475 euros de inversión conjunta) y los centrados en los embalses de Alloz, Eugui, Itoiz, Mairaga, Urdalur y Yesa, en Navarra (390.871 euros) y en los embalses de Santolea, Calanda, Estanca de Alcañiz, Gallipuén y Cueva Foradada, el canal Calanda-Alcañiz y las balsas laterales de Valcomuna y La Trapa, en Zaragoza y Teruel  (331.633 euros).