España | La CHE abre 206 expedientes por vertidos ilegales

Aragón trata ya el 90% de su carga contaminante, pero cientos de núcleos siguen sin planta propia

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha expedientado a 206 ayuntamientos, empresas y particulares de la cuenca en los dos últimos años por vertidos contaminantes al río Ebro y sus afluentes. En 2017 se actuó hasta en 132 ocasiones y en 2018, en 74. La mayor parte atañen a municipios sin depuradora. Ninguno, en todo caso, corresponde a las localidades afectadas por el fracaso del plan de depuración del Pirineo, ya que, según la CHE, a raíz de las conversaciones iniciadas con el Gobierno de Aragón –que se comprometió a mediar con el Ministerio ante las quejas de los consistorios sin depuradora sancionados–, «en este tiempo no se han abierto nuevos expedientes a estos núcleos».

La situación, confirman desde la Confederación, «ha mejorado en los últimos años» tanto en la cuenca en general como en Aragón, si bien la velocidad con la que se van produciendo dichos avances «podría ser mayor». «Todavía quedan muchos municipios sin depurar», apuntan las mismas fuentes. También se ‘vigila’ a las alrededor de 2.000 empresas que vierten a las redes de alcantarillado de la Comunidad.

El grueso de estos expedientes se abre al detectar vertidos que superan la carga contaminante permitida o cuando se rebasan los límites autorizados para ciertos componentes. La mayoría parten de denuncias de la Guardia Civil, áreas y servicios propios de la CHE u organismos oficiales. También las hay de particulares y de comunidades de usuarios.

Leer artículo completo en HERALDO