La CHD convoca un Concurso de microrrelatos con motivo del Centenario de la reversión al Estado del Canal de Castilla

La fecha de recepción de originales comenzará el próximo 1 de octubre y finalizará el día 20 de noviembre, ambos inclusive

Con motivo de la celebración el próximo mes de diciembre del Centenario de la Reversión al Estado del Canal de Castilla, la Confederación Hidrográfica del Duero, organismo autónomo dependiente del Ministerio  para  la Transición Ecológica,  ha  convocado  un  concurso  de microrrelatos en torno a uno de las obras más significativas del período de la Ilustración española.

El  tema  del  microrrelato  será  cualquiera  que  tenga  como escenario esta infraestructura o el territorio por el que discurre, siendo obligatorio hacer una mención expresa al término ‘Canal de Castilla’.

La presentación de los trabajos, que deberán ser originales e inéditos y no haber sido premiados ni hallarse pendientes de fallo en otros certámenes o concursos,  se  realizará  por  vía  electrónica,  a  través  de un correo a la dirección: concursomicrorrelatos@chduero.es.

Según  las  bases del  concurso  (www.chduero.es),  el  texto  deberá  ser presentado en tamaño DIN A4, con tipo de letra Calibri de 12 puntos e interlineado    de 1,5.  En cuanto a  la extensión,  no podrá superar las 250 palabras incluido el título. Asimismo, los participantes, sin límite de edad, presentarán los textos en un archivo PDF con título y seudónimo.

La fecha de recepción de originales comenzará el día 1 de octubre de 2019 y finalizará el día 20 de noviembre de 2019, ambos inclusive.

El canal recorre 207 kilómetros de las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid, dividido en tres ramales. Aunque el uso principal de esta infraestructura está vinculado  al regadío,  dado que garantiza la disponibilidad  de agua en más  de 32.000 hectáreas de cultivos, la actividad no se limita a eso. El también el abastecimiento  de  agua  a  una  población  superior canal  garantiza a las  300.000 personas repartidas en más de 50 municipios, entre los cuales se pueden destacar las ciudades de Valladolid y Palencia.

Todo ello, sin olvidar la producción de energía eléctrica, a través de los saltos de las esclusas, y otros usos de navegación y recreativos que dotan  a  esta de molinos y infraestructura, cuyos cauces han servido para la implantación fábricas de harina, de un importante atractivo turístico.

En la actualidad, es Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico desde 1991, dada su relevancia. Recientemente, además, un documental de la Confederación Hidrográfica sobre el Canal de Castilla ha sido declarado Bien de Interés Cultural en la Comunidad con la categoría de bien mueble, el primer BIC en España, lo que subraya el valor de este patrimonio cinematográfico de la década de los años 1930.