José Fernando Molina López, alcalde de Alhama: “La depuradora de aguas residuales la consideramos prioritaria”

El regidor de Alhama, José Fernando Molina El regidor de Alhama, José Fernando Molina

 

Su infancia son recuerdos de cuando se podía bañar y beber agua en las aguas cristalinas del río Marchán y de años de aprendizaje en los Salesianos de Granada. Su juventud como estudiante en los Escolapios y en el Colegio Libre Adoptado de Alhama con exámenes en el Padre Suárez. También de servicio militar, junto a dos paisanos, en Palma de Mallorca, donde recibió el último tirón de orejas de un sargento chusquero.

 

Casado con una maestra y con dos hijas, el actual alcalde de Alhama, José Fernando Molina, Pepe Molina para los amigos y alhameños, siempre ha reconocido que su primer acercamiento político fue al Partido Andalucista, aunque nunca llegase a estar afiliado a esta formación. Concejal desde 1983, y alcalde entre los años 1996 y 1999 por problemas internos del PSOE, tras una legislatura sabática regresó a la escena política en las últimas elecciones consiguiendo una holgada mayoría. Pese a encontrarse de vacaciones aprovechamos su retorno a Alhama para resolver “asuntos urgentes” y  entrevistarle.

 

El alcalde alhameño pretende que que la gente descubra el tesoro que es AlhamaEl alcalde alhameño pretende que que la gente descubra el tesoro que es Alhama

–  ¿Se esperaban los resultados de las últimas elecciones  municipales?

– Hay que ser sinceros: no los esperábamos. En política no hay regla de tres, solamente los ciudadanos toman una decisión en un momento determinado y hay que asumir la responsabilidad tan grande que se nos ha echado. Antes ha habido otros, hoy estamos nosotros y mañana estarán otros y eso hay que aceptarlo por pura lógica. Tenemos que cambiar el chip todos, incluido los políticos. Algún día podríamos llegar, y sería lo ideal, a las listas abiertas y creo que sería lo más justo.

–  ¿Qué cambios ha percibido tras su vuelta a la corporación?

–  La informática es muy buena, pero al ciudadano hay que tratarlo muy de cerca, sobre todo porque hay personas mayores. El alcalde tiene que estar al servicio las 24 horas. Luego unas cosas se podrán resolver y otras no. Siempre he dicho que hemos vivido bajo una dictadura del magisterio. Eso no quiere decir que los maestros sean dictadores sino que una mayoría de maestros se dedicaba a la política. Compatibilizar las dos cosas es muy difícil. Sólo hay que imaginar a un profesional que está con 25 niños en un aula y luego le tiene que dedicar cinco o seis horas a su pueblo.

– ¿Cuáles son las principales necesidades de Alhama?

–  Alhama lo que necesita no es hacer grandes milagros, sino ir adaptándonos hasta donde podamos llegar. El  último eslogan que me encanta es “Alhama, tesoro de agua y roca” ¿hay algo que pueda definirla mejor?. Por eso es lo que pretendemos conseguir en esta legislatura descubrir y que la gente descubra el tesoro que es Alhama. También está claro que Alhama en el año 96 era sede de los servicios sociales. Por circunstancias políticas se llevó a Huétor Tájar y ahora queremos recuperarlos.

– ¿Cuáles son las otras asignaturas pendientes?
– No quiero ser obsceno, pero en Granada hay poca vergüenza en este sentido cuando ahora no tenemos ni la carretera nueva ni la vieja. Si hay unas circunstancias económicas que no lo permiten vamos a dejar aparcada la nueva pero, por Dios, vamos a darle un reasfaltado a la vieja. Estamos hablando de 10 u 11 kilómetros y no creemos que eso pueda ser la ruina para nadie. Espero que los consejeros y los delegados tomen un poquito de conciencia. No debe de ser un problema para los alhameños y todas las personas que utilizan esta carretera. Esperamos que tanto la administración central como autonómica se tomen un poquito en serio el tema que nos eviten ponernos en otro orden que no sería lo idóneo ni lo correcto.

– ¿Y qué me dice haber entrado en el siglo XXI sin espacio escénico, ni depuradora de aguas residuales?

– La depuradora la consideramos prioritaria. Todos los ciudadanos estamos pagando un canon especial en el recibo del agua potable destinado a la construcción de la depuradora. Bueno, pues la información que tenemos es que no se sabe por dónde ha tirado ese dinero. Estamos hablando de una cantidad de dinero bastante importante y de bastante tiempo. Creo que el último plazo era para 2004 y mira por dónde vamos.
 En cuanto a los espacios escénicos los considero mucho más importantes que otras obras que se han acometido. Ahora mismo, Alhama está celebrando su verano cultural y resulta que no podemos traer una obra de teatro porque no tenemos donde hacerla. Después de barajar el antiguo cine, el espacio donde estaba el teatro Cervantes y otros sitios sin que se haya llegado a ejecutar, a la desesperada hemos pensado en independizar la entrada del Patio del Carmen como siempre estuvo, y hemos hecho una propuesta, bastante razonable, para techarlo de forma provisional y esperemos de que Cultura y los demás organismos que tienen que decidir nos lo permitan.

El alcalde se muestra partidario del mantenimiento de la Mancomunidad de Municipios y de la ELA de Ventas de Zafarraya

– ¿Y los dos monumentos BIC, Puente Romano y Torresolana, que están a punto de desaparecer?

– Tengo que dar una buena noticia y es que vamos a contar con el profesional de la cantería, José Andrés Ciruela, “Botico”, que ya ha recuperado el caño del Callejón donde hay un escudo realizado por quien fuera su maestro, Antonio Escobedo. Para nosotros esta persona hace tanta falta en Alhama como el jardinero. También queremos mantener una reunión con Don Antonio Muñoz Osorio, como responsable del Patrimonio de la Curia, puesto que ya tenemos el visto bueno por parte de Cultura para la recuperación de la iglesia de las Angustias.

– ¿Concibe el desarrollo económico de Alhama de espaldas al balneario?

– No se puede pensar en Alhama sin su balneario, ni el balneario puede pensar sin Alhama, pues son dos cosas interrelacionadas. Fue un acierto, y hay que reconocerlo, cuando se ubica aquí la sede central de Villas Termales. Habría que tener las mejores relaciones, e incluso, aportarle por la importancia que ha cobrado la cuestión termal. Lo que nos preocupa cuando hagamos una cosa es que tenga continuidad, porque si  hacemos un pabellón precioso o una piscina preciosa, pero luego no hay usuarios o no se puede mantener eso es una ruina o como siempre decimos un muerto más para el municipio.

– ¿Cuál es su posición respecto a la Mancomunidad y Entidades Locales?

– En este tema voy a ser muy claro, al igual que dije en su momento con el Parque de Bomberos, yo estoy de acuerdo en que desaparezcan todos menos el de Alhama de Granada. Lo mismo digo con la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Alhama que tiene que existir por la dispersión y composición de municipios muy pequeños. Nosotros vamos a defender a capa y espada esta Mancomunidad. En cuanto a las famosas ELAS hay que recordar que nosotros le dimos su autonomía a Ventas (de Zafarraya) en aquellos momentos en que no era ELA porque era un trámite mucho más largo. En la vez anterior que nos tocó gobernar fue cuando le dimos la independencia. Así que estamos de acuerdo, pues además se lo merece.
Fuente: alhama.com