IU-Verdes Cieza denuncia el “nuevo episodio de vertido de lodos de depuradora” en una finca de los Llanos de Cagitán

(lavanguarcia.com/murcia) El grupo municipal de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Cieza ha expresado su extrema preocupación por el “nuevo episodio de vertido de lodos de depuradora en una finca de los Llanos del Cagitán, que ha dado lugar a la apertura de una investigación por parte del Seprona”.

Así lo ha afirmado José Eduardo Illueca, concejal de esta formación y responsable de los asuntos medio ambientales dentro de este grupo político.

Según Illueca, “se trata nuevamente del vertido de un volumen muy importante de lodos procedentes, según parece, de depuradoras de la zona de Alicante, en un área de alto valor ecológico, incluida en la Zona Especial de Protección de Aves ‘Sierra del Molino, Embalse del Quípar y Llanos del Cagitán’, incluida en la red europea Natura-2000, singularmente rica en cuanto a la diversidad de aves esteparias”.

En cualquier caso, el problema, advierte, “no se limita sólo a la incidencia en una zona dotada de protección ambiental, sino que es muy preocupante desde el punto de vista de la salubridad”.

Y es que, “aunque no es una zona poblada, existen casas de campo próximas que se habitan estacionalmente, y bastantes vecinos perjudicados, que son los que presentaron la denuncia, por los olores nauseabundos que emanan de los lodos depositados y la explosión demográfica que ha provocado en las poblaciones de algunas especies de insectos, como moscas y moscardas, que han convertido en prácticamente intransitable una superficie de muchas hectáreas en torno de las zonas de vertido”.

En esta línea, sostiene que “como los mismos vecinos han puesto de manifiesto, la contaminación generada podría afectar al abundante ganado, sobre todo ovino, que pasta en la zona, lo cual también encierra riesgos para la sanidad animal y humana; pero también hay que tener en cuenta que, en caso de lluvia, el arrastre, lixiviado y posterior infiltración de aguas contaminadas podría llegar a causar impacto sobre el manto freático”.

Illueca recuerda que “en 2007 ya se denunció por los ecologistas el vertido, por parte de más de 400 camiones, de este tipo de producto nauseabundo, y en 2008 hubo nuevas denuncias por vertidos sobre varias parcelas, que dieron lugar a la apertura de una investigación de oficio de la fiscalía”.