IU revive la necesidad que sufre Jédula de una depuradora

Izquierda Unida (IU) ha resucitado una vieja deuda que tienen las administraciones con la barriada arcense de Jédula: la construcción de una depuradora de aguas residuales después de una inversión millonaria que dio al traste, dejando a medias una infraestructura de vital importancia para la zona y para la calidad del Guadalete.
El grupo opositor apunta al Ayuntamiento, del que asegura está obligado “por ley” a construir una depuradora o, en su defecto,  llevar a cabo gestiones ante otras administraciones para la puesta en marcha del servicio, de lo cual se encarga por norma  general, por tener las competencias, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta.
Así, el Consejo local de IU, reunido en Jédula, ha acordado exigir al Ayuntamiento la instalación de una depuradora de aguas residuales, argumento que en la actualidad las aguas fecales de Jédula se vierten directamente a un arroyo sin ningún tratamiento, ni depuración, “lo que supone un importante daño en el medio ambiente, aparte de un incumplimiento legal”.
En Jédula ya se construyó una depuradora hace más de una década, pero ni siquiera llegó a funcionar. Posteriormente, la instalación se ha deteriorado por el tiempo y por la sustracción del material con que estaba construida sin que ninguna institución haya puesto fin al desmantelamiento de la misma, lo que desde IU se considera “una grave irresponsabilidad y un desperdicio del dinero público”.
Por otro lado, y tras conocer de las distintas actuaciones llevadas a cabo por el defensor del Pueblo Andaluz respecto de las denuncias por fraude en torno  a las participaciones preferentes, IU se ha brindado a ofrecer su asesoramiento a las personas afectadas, a las que anima a presentar sus quejas ante el organismo dirigido por José Chamizo.
Estas denuncias se han concretado en la presentación ante la Fiscalía de 300 casos “presuntamente fraudulentos”, por lo que, según la coalición, “hay motivo para la esperanza”.
Además, considera que, independientemente de que las personas afectadas por las participaciones preferentes hayan llegado a un acuerdo con el banco o no, la mejor opción es “denunciar los engaños que han realizado los bancos en este asunto”.

Después de conocer el apoyo explícito del vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero responsable de Comercio, Diego Valderas, a las personas que han sido estafadas por la adquisición de participaciones preferentes, IU aconseja a los afectados a presentar quejas en los servicios de consumo de la Junta.
En este sentido, la formación también ofrece su asesoramiento y pone a disposición el correo electrónico arcos@iucadiz.org “para un contacto más eficaz” con los afectados e interesados.

Fuente: andaluciainformacion.es