IPROMA se convierte en el primer laboratorio del país en contar con un informe de Responsabilidad Social Corporativa

Personal-Iproma

La iniciativa ha permitido a la empresa poner en marcha numerosas acciones de desarrollo sostenible para fomentar sinergias con sus empleados, clientes, proveedores, accionistas y la sociedad en general

IPROMA, dentro de su compromiso con la mejora continua y la sostenibilidad, se ha convertido en el primer laboratorio del país en contar con un informe de Responsabilidad Social Corporativa. Un documento que recoge las principales acciones que la empresa ha puesto en marcha en los últimos meses, con el fin de promover el desarrollo sostenible en sus diferentes ámbitos de actuación y promover sinergias con sus empleados, clientes, proveedores, accionistas y la sociedad en general.

La iniciativa, en línea con la Agenda 20130 y los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la Asamblea de Naciones Unidas, se ha desarrollado siguiendo los principios de la guía Global Reporting Initiative G4 y persigue favorecer la transparencia, la ética y la responsabilidad empresarial, sin descuidar la gestión económica.

En cuanto a las principales acciones que se han puesto en marcha en esta línea, IPROMA también ha ampliado su catálogo de servicios de análisis con la obtención de nuevas acreditaciones en materia de plaguicidas, sustancias prioritarias, microbiología o de la determinación de parámetros de biogás, entre otros. A su vez, en relación a los clientes, destaca la creación de la APP IPROMA Live que, entre otras ventajas les permite gestionar de forma sencilla sus muestras y acceder a información de interés.

Por lo que se refiere a los empleados, además de crear un código de conducta y buenas prácticas, la firma ha implicado a todo su personal en la mejora continua de la organización a través de la metodología Lean, se han impartido más de 2.500 horas de formación y se han lanzado campañas para fomentar la práctica de deporte y la dieta saludable.

Del mismo modo, también se ha creado un código ético orientado a proveedores con el fin de establecer un nuevo marco de colaboración e impulsar nuevas metodologías de trabajo más sostenibles y responsables para mejorar, de forma conjunta, los resultados tanto en lo social como en materia económica y ambiental, además de promover un entorno laboral más seguro y saludable.

Por otro lado, se han establecido objetivos medioambientales para reducir el posible impacto generado por las actividades de la empresa en el entorno y se han puesto en marcha campañas para fomentar el cuidado del medio ambiente y contribuir a la mejora de la sociedad mediante acciones desarrolladas de forma conjunta con diversas ONGs. También se ha promovido la integración laboral de personas con discapacidad funcional y la transmisión de la cultura y valores empresariales, además   de definir y desarrollar las líneas estratégicas de crecimiento sostenible de la compañía.

“A través de este documento, IPROMA ha querido hacer visible su vocación clara por comunicar las políticas y acciones en materia de sostenibilidad que tiene integradas en su estrategia empresarial, con el fin de responder las expectativas de sus grupos de interés y generar valor en la sociedad”, ha destacado al respecto la consejera delegada de IPROMA, Myriam Gimeno.

A través de este documento IPROMA, que suma más de 25 años de experiencia en el sector, ha conseguido hacer más fluidas las relaciones entre la propia empresa, sus grupos de interés y el entorno, para aportar un valor añadido a sus sistemas de gestión.

Más información:
Memoria de Sostenibilidad 2017