ONU declara 19 noviembre como Día Mundial de Saneamiento

«Estoy encantado y agradecido de que los Estados miembros hayan adoptado una resolución para designar oficialmente el 19 de noviembre como el Día Mundial del Saneamiento», dijo el subsecretario general de la ONU, Jan Eliasson, un firme defensor de los esfuerzos realizados para otorgar acceso a todos a un saneamiento adecuado.

saneamiento basicoSaneamiento básico. / Foto: AECID Colombia

La Asamblea General de la ONU declaró hoy el 19 de noviembre como el Día Mundial del Saneamiento en un intento por fomentar la disponibilidad de los servicios sanitarios básicos para los pobres del mundo.

«Estoy encantado y agradecido de que los Estados miembros hayan adoptado una resolución para designar oficialmente el 19 de noviembre como el Día Mundial del Saneamiento», dijo el subsecretario general de la ONU, Jan Eliasson, un firme defensor de los esfuerzos realizados para otorgar acceso a todos a un saneamiento adecuado.

«Agradezco al gobierno de Singapur su liderazgo en un tema mundial de importancia crucial», dijo Eliasson en una declaración que da la bienvenida a la resolución de la Asamblea General. «Esta nueva celebración anual llegará muy lejos en cuanto a generar conciencia en torno a la necesidad de que todos los seres humanos tengan acceso al saneamiento».

Aunque el 19 de noviembre ya era reconocido por muchas naciones como el Día Mundial de Baño, no había sido reconocido como tal por la ONU.

Eliasson dijo que aproximadamente 2.000 niños mueren a diario por causa de enfermedades diarreicas prevenibles y que el saneamiento y el abasto de agua deficientes conducen a 260.000 millones de dólares en pérdidas anuales en los países en desarrollo.

«Un saneamiento adecuado también es una cuestión de dignidad básica», dijo el subsecretario. «Es inaceptable que las mujeres corran el riesgo de ser violadas o de ser víctimas de abusos sólo por hacer algo que la mayoría de nosotros damos por hecho. También es inaceptable que muchas niñas falten a la escuela por la falta de instalaciones básicas de saneamiento».

«Exhorto a todos los país a acelerar los avances hacia un mundo en el que todos gocen de sus derechos más básicos», dijo Eliasson.

La decisión de la ONU fue tomada luego de que Singapur presentó en abril la resolución «Saneamiento para Todos», documento que ganó el patrocinio de más de 100 países.

El encargado de negocios de Singapur, Mark Neo, fue realista en cuanto a la posibilidad de que el Día Mundial del Saneamiento abriera la puerta hacia bromas relacionadas con el baño.

«Estoy seguro de que habrá risas entre la prensa y el público cuando la ONU declare el Día Mundial del Saneamiento, emprendido nada menos que por Singapur», dijo Neo antes de la votación unánime de la Asamblea General en favor de la medida.

«La diversión a costa nuestra valdrá la pena si… los medios mundiales informan y el público general se entera de que 2.500 millones de personas no cuentan todavía con un saneamiento adecuado, que 1.100 millones de personas siguen defecando al aire libre y que terminar con esta práctica conducirá a una reducción del 35 por ciento en los casos de diarrea».

La diarrea provoca cada año más de 750.000 muertes de niños menores de cinco años, o si lo vemos de otra manera, cuatro niños menores de cinco años mueren cada tres minutos, dijo el enviado singapurense.

«El público sabrá que sin baños seguros y privados, niñas y mujeres enfrentan la amenaza de la violencia cuando salen de sus casas para hacer sus necesidades y que las mujeres se muestran renuentes a asistir a la escuela si no hay instalaciones sanitarias apropiadas», dijo Neo.

«También sabrá que cada dólar gastado en saneamiento genera a cambio 5,5 dólares al mantener a las personas saludables y productivas, que un saneamiento deficiente cuesta a los países entre el 0,5 y el 7 por ciento de su PIB (producto interno bruto) y que las ganancias económicas a nivel mundial obtenidas por las inversiones en saneamiento equivalen a cerca de 260.000 millones de dólares anuales», dijo Neo