“Missing Water”, una campaña para concienciar de la falta de agua que sufren las escuelas africanas

missing-water

La falta de agua potable conlleva graves problemas de salud en la población general y es causa directa de una elevada tasa de mortalidad infantil en el continente africano

  • Una iniciativa de estudiantes del grado en Publicidad y Relaciones Públicas

La falta de infraestructuras, el régimen de lluvias, el cambio climático y la contaminación de los acuíferos son factores que hacen que la disponibilidad de agua sea uno de los problemas más graves en términos de supervivencia, salud y economía.

En el marco de la asignatura Communication and Events Management que imparten Mònika Jiménez Morales y Marta Lopera, profesoras del Departamento de Comunicación, un grupo de estudiantes del grado en Publicidad y Relaciones Públicas de la UPF han propuesto una campaña para concienciar a la comunidad universitaria de la falta de agua en muchas de las escuelas y centros comunitarios de África. La implicación de los alumnos ha ido más allá del período en que han cursado esta asignatura y algunos de ellos han seguido el proyecto desde sus países de destino del programa Erasmus.

En la carpa del la plaza Gutenberg se recogieron donativos para la construcción de un tanque de agua potable en la escuela del pueblo de Mbandi (Kenia)

La campaña “Missing Water” se inició con una serie de vídeos difundidos por las redes sociales y una acción de concienciación, los días 28 y 29 de noviembre de 2017, que consistió en cortar el suministro de agua en el campus del Poblenou y colgar en los aseos unos carteles con el lema “Where’s the water?”, acompañado de la etiqueta @missingwater_upf. En paralelo, durante esos mismos días, se instaló una carpa en la plaza Gutenberg del campus de Poblenou de la Universidad en la que se recogieron donativos para la construcción de un tanque de agua potable en la escuela del pueblo de Mbandi (Kenia). Se recogieron 600 euros y desde ese momento, a través de las redes sociales, la escuela no ha parado de enviar mensajes de agradecimiento a los estudiantes que lo han hecho posible.

Artículo completo en elEconomista.es