El mayor trasvase de agua de la historia está en China

trasvase-agua-china

Pekin gestiona una obra faraónica de 45.000 millones de m3 con problemas ambientales

El norte de China, donde se encuentran las grandes ciudades de Pekín, Qingdao y Tianjin, así como toda la gran provincia industrial de Shandong, ha sido siempre deficitario en recursos hidrológicos. En consecuencia, se viene resintiendo desde hace décadas de esta carencia, que provoca en 11 provincias de esta zona, lo que se llama “stress hídrico”, ya que dispone de menos de 1000 m3 de agua por habitante y año. El problema para la administración es que en esas 11 provincias, se concentra el 45% del PIB de China.

El déficit de agua Norte-Sur alcanza extremos importantes, ya que el 80% del agua de China está en el sur, para el 50% de la población. El Gobierno chino ha puesto en marcha el gran proyecto de un trasvase gigantesco de 45.000 millones de m3 de agua desde el sur hacia el norte, por tres vías: la Este, la Central y la Oeste. La vía Central del trasvase y la Este, eran las más urgentes, pues suministran agua a la capital Pekín, a Tianjin y también a la provincia de Shandong.

En ellas se han concentrado todos los esfuerzos inversores, y su puesta en servicio, aprovechando en parte el viejo Gran Canal, se ha iniciado en 2014. La vía Oeste ha quedado aplazada ya que debería realizarse en el Tibet, en la cabecera de los dos ríos más importantes de China, el Yangtze y el Rio Amarillo, con consecuencias internacionales importantes en las relaciones con el resto de paises del sudeste asiático, aunque se ha puesto como excusa la alta actividad sísmica de la zona, donde deben realizarse las obras.

Leer artículo completo en EL PAÍS