Inicio de los trabajos de adecuación del río Ega en las provincias de Álava y Navarra

El objetivo de las actuaciones, con una inversión de 194.536 euros, es la conservación del cauce para reducir los riesgos de desbordamientos en situaciones de crecida

  • Los trabajos se inician ahora, tras un periodo de paro, en cumplimiento de condicionantes medioambientales, como los periodos de cría del visón europeo

La Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) ha iniciado las actuaciones necesarias para la adecuación del río Ega, en Álava y Navarra, para reducir los riesgos de desbordamientos en situaciones de crecida. Los trabajos, por un importe de 194.536 euros, se prolongarán  durante tres meses. Se adjudicaron hace ocho meses, pero es ahora cuando han podido empezar, teniendo en cuenta, entre otros condicionantes ambientales, el periodo de cría del visón europeo.

Los trabajos iniciados incluyen la retirada de tapones, la restitución de erosiones en los márgenes de la ribera y la eliminación de obstrucciones lineales que puedan provocar afecciones a la sección de desagüe, aumentando el riesgo de desbordamientos y daños en futuras crecidas.

Las actuaciones se van a realizar en las localidades de Campezo y Bernedo en Álava y Cabredo, Genevilla, Ancín, Igúzquiza, Allín, Marañón, Mendaza, Estella, Cárcar y San Adrián, en Navarra. No obstante, se realizará un repaso general del cauce desde Bernedo a San Adrián en cuanto a la retirada de restos vegetales que puedan obstaculizar el desagüe del río.

Ebro Sostenible

Este proyecto responde a los principales ejes de acción de la CHE definidos para un Ebro Sostenible. El eje 4 es precisamente renovar la visión de la dinámica fluvial, que recoge tanto la necesidad de incorporar nuevas medidas ambientales e implantar caudales ecológicos, como el trabajo para devolver a los ríos el espacio que necesitan.

Los otros cuatro ejes que también guían los objetivos de la Planificación Hidrológica, son la mejora del conocimiento, la mejora de la gestión, las acciones para el buen estado de las masas de agua y la garantía de suministro para usos esenciales.