Implementación de tecnología en los sistemas de riego

Cada vez más son las empresas productoras de frutas y verduras que optimizan su sistema de riego. Los problemas medio ambientales, la calidad de sus productos y la mejora de la actividad, son algunos de los motivos que impulsan a las empresas hacia la mejora

Los sistemas de riego son técnicamente mejorables, aplicando en ellos tecnologías destinada a solucionar los problemas existentes en el campo.

Optimización del sistema de riego en los cultivos

Una empresa española dedicada a la producción hortofrutícola exclusiva de cítricos contactó con J.Huesa ante las necesidades en su tratamientos de aguas. Esta empresa nos presentó el proyecto para la fabricación e instalación de una planta completa de tratamiento de aguas. Ante los problemas en su sistema de riego a resolver la tecnología aplicada es un sistema de Osmosis Inversa. El objetivo que se persigue es mejorar el rendimiento en el riego de árboles frutales (cítricos naranjos).

El sistema de riego del campo de cultivo de esta compañía tiene la alimentación del agua directa de un pozo. Las características del origen del agua son de alta salinidad intolerante para el aporte de nutrientes en la mejora de la producción de árboles frutales.

Los técnicos de J.Huesa han diseñado un línea de tratamiento, instalando como pretratamiento un filtro tricapa formado por sílex-antracita-granate de manera que se retengan los gruesos, y se asegure y se proteja el equipo de Ósmosis Inversa. Esta planta se compone de dos etapas, en las que el rechaza de la primera es la alimentación de la segunda, pero con circuitos de limpiezas químicas independizados. Las instalaciones se han diseñado para poder obtener una conversión entre el 70-75%.

Previa entrada en las membranas de ósmosis, el agua pasa por un prefiltro de seguridad de 5 µm y se procede a la dosificación de productos químicos (anti incrustante) para la adecuación del afluente y aumentar el rendimiento de las membranas.

Para poder cubrir las necesidades del cliente, la planta de osmosis inversa se ha diseñado para una producción de agua osmotizada de 15 m3/h

Gracias a la instalación de diferentes elementos de instrumentación y control (válvulas neumáticas, medidores de conductividad…), se asegura la correcta producción de la línea, ya que el agua producto es parametrizada y controlada mediante un autómata Siemens que gobierna la línea de adecuación de aguas antes de su almacenamiento y posterior utilización.

Ventajas de las mejoras en un sistema de riego

El conjunto de los nuevos equipos que componen la línea de tratamiento de agua diseñada, fabricada e instalada por J.HUESA, ha significado para nuestro cliente, numerosas ventajas, como:

1.- Disponer de una solución personalizada y totalmente adaptada a sus necesidades, con equipos versátiles y de alta eficiencia, para poder comenzar a operar en las nuevas instalaciones.

2.- Uno de las importantes mejoras del sistema es la inclusión de un variador de frecuencia ajustable al consumo necesario de la producción, consiguiendo así bajar hasta un 30% sobre el consumo energético global de la bomba de aporte a las membranas de osmosis.

3.- Como es característico en los equipos desarrollados por J.Huesa, los equipos de Ósmosis Inversa, se instalan sobre bastidor autoportante, con lo que se optimiza el espacio total requerido y mejora el resultado final, así como el tiempo de ejecución de montaje en el cliente final , consiguiendo el resultado final de una instalación eficiente, iniciando la producción de la misma en un tiempo máximo de 48 horas.

4.- Obtener un agua de la calidad requerida según la necesidad del cliente. En cuanto a los elementos fungibles de las instalaciones, son escasos, reduciéndose a cartuchos filtrantes y productos químicos para el buen funcionamiento y rendimiento de la planta con un gasto ajustado.