Guadiana, un río mágico, un vídeo didáctico para difundir y ampliar los conocimientos de la cuenca entre los escolares

El programa de Educación Ambiental ha desarrollado, desde el año 2005, más de 1.200 actividades en las que han participado 50.000 personas

  • A través de cuatro divertidos expertos, los llamados Guardianes del Guadiana, se mostrará la riqueza existente a lo largo de toda la cuenca

La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha elaborado un vídeo didáctico denominado Guadiana, un río mágico, para difundir y ampliar los conocimientos de la cuenca entre los escolares en unos tiempos donde se necesitan nuevos formatos educativos debido a la actual situación sanitaria.

La unidad didáctica, en forma de vídeo, va dirigido a los alumnos de 3º a 6º curso de educación primaria y se distribuirá entre todos los centros educativos de la cuenca para que, de forma autónoma, puedan visionarlo y ampliar sus conocimientos sobre el río Guadiana.

El vídeo está protagonizado por cuatro expertos muy intrépidos y divertidos -Los Guardianes del Guadiana- que irán mostrando todo lo relativo a los orígenes del río, su biodiversidad, historia, sus espacios naturales y otras curiosidades que se esconden dentro del territorio Guadiana. Con ello, se pretende concienciar a los escolares de que los ríos son uno de los elementos naturales más valiosos del planeta y, a su vez, de los más frágiles y amenazados, por lo que es necesario sensibilizarse sobre su protección y conservación.


El programa de Educación Ambiental nació hace quince años con el objetivo de dar a conocer la importante labor que realiza la Confederación Hidrográfica del Guadiana en materia medioambiental y, sobre todo, para poner en valor el río Guadiana e implicar al conjunto de la sociedad en su descubrimiento, cuidado y atención.

Desde el 2005, se han realizado más de 1.200 actividades en las que han participado más de 50.000 personas entre centros educativos, entidades, asociaciones y colectivos vecinales, además de población en general y personas de la tercera edad. En toda esta trayectoria, el proyecto ha tratado de resaltar la importancia del agua y de los ríos como sustento humano, como almacenes de biodiversidad y, por último, como fuente de bienestar para toda la sociedad.