Filtros y tanques ambientales evitarán vertidos de La Manga al Mar Menor

firma-del-covenio-sede-consorcio

Un investigador de la UPCT calcula que es posible retener el 90% de la carga contaminante del agua de lluvia que pasa por la red de saneamiento

El plan regional de eliminación de los vertidos contaminantes al Mar Menor ya prevé la mejora de las infraestructuras de saneamiento de aguas residuales de La Manga a lo largo de este año. Ahora, la Comunidad y los ayuntamientos de Cartagena y San Javier quieren llegar mucho más lejos y evitar que el agua de lluvia que arrastra la suciedad y, de paso, la contaminación de las calles, llegue también a la laguna. Para ello han encargado un estudio a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), para investigar qué tipo de sistemas podrían instalar en la red para frenar vertidos durante las precipitaciones.

Así lo anunció ayer el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, en una comparecencia celebrada en la sede del consorcio de La Manga. En ella también participaron la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, quien estuvo acompañada por el concejal de Descentralización, Juan Pedro Torralba, y la primera teniente de Alcalde de San Javier, María Teresa Foncuberta.

El estudio estará liderado por el ingeniero de caminos, canales y puertos Juan García. En un primer momento, la investigación, que se alargará durante seis meses, permitirá conocer qué «sustancias se vierten al Mar Menor en las escorrentías provocadas por las intensas precipitaciones que hay en los periodos de lluvias copiosas», explicó.

El objetivo es frenar la llegada de residuos, como aceites y metales, hasta la laguna

En una segunda fase, el investigador propondrá qué sistemas se puede usar para minimizar la llegada del agua de lluvia ‘sucia’ a la laguna. Propone la construcción de tanques ambientales o de tormentas, que detengan las primeras aguas, las que más elementos contaminantes llevan, y la instalación de una especie de filtros, para aumentar la retención de aceites, metales y otros componentes sólidos y líquidos.

Leer artículo completo en LA VERDAD