FACSA habilita en Nules una planta piloto de tratamiento de agua mediante electrocloración

planta-electrocloracion

FACSA, dentro de su apuesta por la innovación y la aplicación de las últimas tecnologías al ciclo integral del agua, ha puesto en marcha en Nules una planta piloto de tratamiento de agua mediante un sistema de electrocloración

Se trata de una tecnología pionera a nivel mundial que, entre otras ventajas, utiliza un sistema de electrólisis con membrana para, a partir de una salmuera y un electrodo, generar ‘in situ’ un desinfectante para el tratamiento del agua.

El proyecto de investigación, que se puso en marcha a mediados del pasado mes de marzo, persigue obtener un desinfectante más eficaz que el hipoclorito sódico comercial y, al mismo tiempo, minimizar la pérdida de propiedades de este producto, al evitar su exposición al calor y a la luz solar, con el fin de obtener un agua de mayor calidad.“Se parte de agua y una salmuera a la que se aplica una corriente eléctrica, lo que permite disociar los dos componentes de base y volverlos a unir para formar ácido hipocloroso que, nada más ser generado por electrólisis, puede ser utilizado para la desinfección”, ha explicado Juan Luis Orenga, jefe de Abastecimiento de FACSA, que ha indicado además que “el desinfectante no llega a degradarse por exposición al calor y a la luz solar, por lo que no pierde propiedades, con las ventajas que ello supone para garantizar la adecuada desinfección del agua destinada al consumo humano”.

De este modo, además de generar un desinfectante de calidad en tiempo real y en la propia instalación, sin almacenamientos, se prevé evitar la progresiva degradación del desinfectante, algo que sí ocurre con otros métodos empleados hasta el momento, además de mejorar la calidad sanitaria del agua distribuida a domicilio.

En ese sentido, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Nules, Adrián Sorribes, ha indicado que “desde el ayuntamiento trabajamos para mejorar la calidad de los servicios que prestamos a la población y, en este sentido Nules, es pionero una vez más en utilizar nuevas tecnologías sobre todo en aquellas de carácter medioambiental”. “En este caso, de la mano de FACSA hemos conseguido ser pioneros en el tratamiento del agua y dar mayor seguridad a los empleados de la planta depuradora, al no tener que tratar con productos químicos”, ha recalcado el edil, que ha recordado que “esta iniciativa se enmarca dentro de la política verde que en los últimos años está llevando a cabo el Ayuntamiento de Nules, y entre la que destacan como ejemplos visibles la utilización de la geotermia para la climatización del agua de la piscina municipal, el uso de la endoterapia para el tratamiento de plagas en los árboles o la instalación de mobiliario urbano con material reciclado”.