FACSA estrena la tercera edición de ‘El Curso del Agua’

La actividad, dirigida a escolares de primer ciclo de Primaria, combina realidad aumentada, tecnología tridimensional, una APP propia y experimentos sencillos para concienciar sobre el uso responsable de los recursos hídricos

Los alumnos y alumnas del CEIP Gregal de Castellón han sido los encargados de inaugurar la tercera edición de ‘El Curso del Agua’. El proyecto educativo y de sensibilización ambiental especialmente dirigido a escolares de primer ciclo de Primaria con el que FACSA persigue concienciar a los más pequeños sobre el uso responsable de este recurso.

Esta iniciativa, que se puso en marcha en el curso 2015/2016 y en la que ya han participado cerca de 3.500 escolares procedentes de 41 centros de Castellón, tanto públicos como privados, concertados y de educación especial, utiliza los materiales pedagógicos más innovadores, como realidad aumentada o vídeos animados en 3D, para ayudar al alumnado a comprender en qué consisten el ciclo integral del agua y sus diferentes etapas.

A través de las narraciones de cinco personajes animados y mediante unos sencillos experimentos, los niños y niñas aprenden de una manera amena, didáctica y sencilla cuál es el recorrido que realiza una gota de agua desde que se forma a partir de vapor hasta que, tras precipitarse en forma de lluvia, es captada y potabilizada para pasar al sistema de abastecimiento y de ahí, tras ser almacenada, llegar a los hogares a través de la red de distribución para, posteriormente, regresar al medio tras recorrer la red de alcantarillado y pasar por un proceso de depuración y reutilización.

Una actividad con la FACSA persigue generar una mayor conciencia colectiva en torno a la necesidad de hacer un uso más responsable del agua, como recurso natural escaso y, al mismo tiempo, básico para la vida.

En este sentido, FACSA también ofrece a diversos colectivos como colegios, institutos, centros de formación profesional, universidades, asociaciones y sindicatos de riegos visitas guiadas a las diferentes instalaciones que gestiona, tanto de abastecimiento de agua potable como de depuración de aguas residuales, con el fin de que conozcan in situ el funcionamiento del ciclo urbano del agua. Una manera más de afianzar el compromiso social de FACSA con la divulgación de la cultura del agua y la preservación del entorno.