FACSA dedica sus XV Jornadas Técnicas a las novedades legislativas en el área del saneamiento y la depuración

jornadas tecnicas facsa

Las sesiones, que se celebran hoy y mañana en las instalaciones del Hotel Intur Orange de Benicàssim, cuentan con la participación de expertos y profesionales del ámbito jurídico, el sector laboral, la explotación de instalaciones y la regeneración y reutilización de aguas

Las instalaciones del Hotel Intur Orange de Benicàssim acogen estos días la decimoquinta edición de las Jornadas Técnicas anuales de FACSA sobre Saneamiento y Depuración de aguas residuales. Una cita que este año está dedicada de forma especial a la legislación aplicable a esta materia.

El evento, que ha sido inaugurado por el director general de FACSA, José Claramonte, congrega a numerosos expertos, profesionales y técnicos especializados para realizar un amplio repaso de los diferentes ámbitos que constituyen el marco normativo aplicable al sector, intercambiar conocimientos y compartir experiencias en torno a los principales aspectos legales que condicionan la explotación y el mantenimiento de los sistemas de saneamiento y depuración.

En ese sentido, las sesiones se han estructurado en torno a cuatro bloques temáticos dedicados, respectivamente, a las contrataciones en el sector público; la gestión de la depuración, el saneamiento y la reutilización de aguas; la legislación laboral; así como la legislación de la operatividad de la explotación y mantenimiento de las instalaciones de saneamiento y depuración.

“Tenemos que continuar con la motivación que hemos tenido durante estos 15 años por seguir formándonos y aprendiendo”, ha destacado el director general de FACSA, José Claramonte, que ha recordado que “hace 14 años que iniciamos estas jornadas de manera interna y que posteriormente abrimos a nuestros colaboradores, unas jornadas que además de carácter formativo, también tienen un componente social, ya que hemos propiciado que se conviertan en un punto de encuentro”.

En cuanto a la temática de esta edición, el director general de FACSA ha remarcado que “nace de la inquietud de poder transmitir a nuestra organización y a nuestros colaboradores las responsabilidades que asumimos cuando afrontamos la gestión de un servicio de depuración desde todos los aspectos legales, desde la seguridad laboral a la contaminación ambiental o la normativa legal de las instalaciones”.