Esta agua se ha generado de la ‘nada’ con un panel solar y sabe genialmente normal

Zero Mass Water es capaz de convertir y almacenar cientos de litros solo con luz del sol y aire

  • «El agua no tiene porque ser un bien finito», dicen los creadores de una idea que ya está en 35 países

El Centro de Convenciones de Las Vegas (LVCC) es un edificio de dimensiones titánicas. Muchos de los kilómetros que se recorren cada día se hacen a través de los pasillos enmoquetados que conforman los diferentes ‘stands’ de las miles de marcas que se exponen en CES. Expositores que aprovechan para convertir sus recintos en puntos de avituallamiento en muchas ocasiones. Ofrecen un refresco, un café o algo con lo que tener una excusa para colocarte una demostración de un caso único, por ejemplo, de ‘blockchain’ aplicado a la inteligencia artificial del ‘big data’. En Zero Mass Water pasa eso. Ofrecen agua. Pero no hay nada más. No es el gancho. En realidad, es el producto. Sí, el agua es el producto. ¿Y qué tiene eso de innovador? La forma en la que se obtiene.

El líquido rey, en este caso se genera de la nada como quien dice. Del aire y del sol. Su particular ‘hidropanel’ (si no lo conoces, te parecerá un panel solar) es capaz de acelerar el proceso de condensación en cualquier punto del planeta y conseguir cientos de litros cada mes. Hasta en el desierto. Y lo mejor de todo es que sabe genialmente normal. Uno, que lleva diez años educándose y viviendo la religión del grifo de Madrid, se pensaba que encontraría un regustillo similar al que tiene el agua corriente en Levante. Pero nada de eso. Ni un ápice de sabor que delate su peculiar origen.

Leer artículo completo en El Confidencial