España llega a la Cumbre del Clima de Bonn con los deberes hechos en materia de lucha contra el cambio climático

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, encabezará la delegación española durante la Cumbre del Clima (COP 23) que se está celebrando estos días en Bonn

  • España ha reducido sus emisiones en 2016 y está en la senda de cumplimiento en materia de reducción de gases de efecto invernadero para 2020
  • El Gobierno de España ha destinado 595 millones de euros en 2016 a financiación climática y está en fase de elaboración del anteproyecto de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética
  • España trabaja en las negociaciones para que avance el programa de trabajo del Acuerdo de París, en el diseño del Diálogo Facilitador (Diálogo de Talanoa) y apoyando a Fiyi en la agenda de vulnerabilidad
  • En la COP 23 de Bonn está prevista la celebración de cinco días temáticos con más de 100 eventos, con especial atención a los océanos, en cuya protección trabaja el MAPAMA para lograr que en 2020 el 10% de la superficie marina española esté protegida

España llega a esta Cumbre habiendo reducido las emisiones de gases de efecto invernadero en 2016 un 3,5% respecto al año anterior.

España llega, además, con el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética en proceso de elaboración tras cerrarse el periodo de consulta pública, para la que se han recibido más de 300 aportaciones de todos los sectores y ámbitos de la sociedad: particulares, empresas, sindicatos, asociaciones empresariales, administraciones públicas, organizaciones no gubernamentales y agrupaciones de la sociedad civil, así como representantes de la academia.

La intención del Gobierno es analizar todas las aportaciones para poder preparar un primer borrador de anteproyecto de Ley. La Ley de Cambio Climático y Transición Energética es un compromiso del presidente del Gobierno para cumplir con los objetivos recogidos en el Acuerdo de París y en el marco de la Unión Europea, que España ya ha asumido.

UNA CUMBRE DE CARÁCTER TÉCNICO

La COP 23 es una cumbre de carácter más técnico que las anteriores, aunque no por ello menos importante. Los resultados obtenidos serán fundamentales para asegurar que en 2018 se definan los aspectos más importantes para la puesta en marcha del Acuerdo de París. Así, se espera avanzar en el programa de trabajo, que haga aplicable el Acuerdo. Este programa se tendrá que adoptar en 2018 en la COP 24 de Katowice (Polonia).

Además, otro resultado esperado es cerrar el diseño y modalidades del Diálogo Facilitador (Diálogo de Talanoa) de 2018, que la Unión Europea considera clave para lograr un puesta en común de todos los países sobre los esfuerzos colectivos en materia de mitigación y la brecha a los 2ºC antes del primer ciclo de ambición previsto para 2023.

También se espera adoptar numerosos asuntos importantes para Fiyi relacionados con la vulnerabilidad de los estados y poblaciones que reciben los impactos del cambio climático, como un Plan de Acción de Género, la puesta en marcha de la Plataforma creada en París para las Comunidades indígenas e incluir en las discusiones el vínculo entre la salud de los océanos y el cambio climático. En este sentido, el MAPAMA trabaja para lograr que en 2020 la superficie marina protegida de nuestro país alcance el 10%, aumentando 2 puntos respecto al 8% actual.

AGENDA DE ACCIÓN GLOBAL SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

Durante la Cumbre está prevista la celebración de más de 100 eventos que mostrarán como las ciudades, regiones, empresas e inversores trabajan conjuntamente con los gobiernos y el sistema de Naciones Unidas para implementar el Acuerdo de París.

La delegación española participará de manera muy activa en las sesiones de negociación y en eventos ya tradicionales en estas Cumbres como el almuerzo ministerial de la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático o la Iniciativa 4 por 1000, que ha contado con el apoyo de España desde la COP21 de París.