España ante la gran sequía del siglo XXI

Los científicos aportan datos alarmantes para nuestro país, datos que harán de este siglo una larga sequía

El verano no se termina, se empeña en durar y durar. Todos lo notamos, estamos a mediados de octubre y los ruidos de la calle se cuelan en nuestro sueño por la ventana que sigue abierta. Hemos tardado poco en acuñar el término veroño para esta prolongación de verano en el mes de octubre. “El verano ya es cinco semanas más largo ahora que en los años 80”, confirma Rubén del Campo, meteorólogo de la AEMET.

Se acaba de cerrar el año hidrológico y por la escasez de lluvias ya “estamos en una sequía meteorológica”, confirma Del Campo. “El año hidrológico termina como el 4º más seco del siglo y con los embalses un 24% por debajo de la media”. Según las previsiones se espera un otoño más seco de lo común. Y la situación de los embalses se dirige hacia los mínimos de 2017.

«En otoño de 2018 llovió un 83% más en primavera y en otoño un 16%, la primavera de 2019 fue más seca, pero los embalses están al 13 puntos porcentuales por debajo del año anterior ¿Cómo es posible esto?», se pregunta Santiago Martín Barajas de Ecologistas en Acción. Y se responde: «El regadío consume de manera voraz, nuestros embalses están al servicio del regadío, un cultivo que no ha parado de crecer y que riega, dada la escasez de lluvias durante todo el año». A esto hay que añadir la evapotranspiración, la retención del agua es menor «debido a las altas altas temperaturas», añade.

Leer artículo completo en EL INDEPENDIENTE