EMACSA renovará la conducción del bombeo de emergencia de Villa Azul a Carril Huerta de Arcos

Las obras, que discurrirán principalmente por la Avda. del Brillante, cuentan con un presupuesto de licitación de 1.789.331,82 € y un periodo de ejecución de 12 meses

El Consejo de Administración de Emacsa ha aprobado por unanimidad la apertura de expediente para la renovación de la conducción del bombeo de emergencia de Villa Azul al depósito de Carril Huerta de Arcos, que data de 1958, así como la instalación de una nueva conducción alternativa para el suministro de agua potable a Villa Azul.

Se trata de una intervención de gran envergadura que cuenta con un presupuesto de licitación de 1.789.331,82€ y un plazo de ejecución de 12 meses.

Con esta obra se garantizará el suministro de agua al depósito de Carril Huerta de Arcos, que en los últimos años se ha visto afectado por las averías que se han venido produciendo en la conducción desde Villa Azul, motivadas por su antigüedad, el tipo de juntas, la presión de trabajo y las cargas externas a la que está sometida.

Dentro de esta misma actuación, Emacsa renovará la arteria de alimentación desde el depósito de Carril Huerta de Arcos hasta la alimentación principal del sector Carril Huerta Este.

Además, se garantizará el suministro de agua a los servicios auxiliares de Villa Azul, mediante la renovación de la actual alimentación a la planta y la instalación de una nueva conducción alternativa.

Afección por tramos en Avda. del Brillante

El trazado proyectado para estas nuevas conducciones discurre en su mayor parte por la calzada de la Avda. del Brillante, margen derecha, sentido subida hacia la sierra. La zona afectada comienza en la intersección con la Avda. de la Arruzafa y finaliza en la intersección con la calle Poeta Paredes, junto al depósito de Carril Huerta de Arcos.

La longitud total a instalar en la Avda. del Brillante es de 1.900 metros lineales y la duración de las obras en esta vía será de 9 meses, si bien, la afección al tráfico se realizará por tramos y se garantizará la circulación en todo momento.

Durante la jornada laboral, el tramo en obras, que tendrá una longitud máxima de 150 metros, estará reducido a un único carril de circulación, habilitándose tráfico alternativo que será regulado mediante semáforos y personal señalista. Fuera de la jornada laboral se habilitarán dos carriles de circulación de ancho reducido.

El pavimento afectado se irá reponiendo a medida que avance la instalación de la conducción y una vez concluida la afección a la calzada, ésta se pavimentará completamente y se repondrá toda la señalización horizontal.

Se trata de causar la menor afección posible, aunque en este tipo de actuaciones es inevitable, por lo que desde Emacsa nos adelantamos a pedir disculpas por las molestias.