El proyecto Aquae STEM facilitará a las alumnas de Primaria la oportunidad de resolver retos sobre el mundo del agua

El objetivo es despertar su interés por las materias STEM a través de desafíos que tendrán que resolver mediante el diseño, programación y creación de prototipos

Fundación Aquae, la fundación del agua, pone en marcha el proyecto Aquae STEM con un doble objetivo: contribuir a la creación de vocaciones STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) entre alumnas de 2º a 6º de Educación Primaria; y sensibilizar al entorno inmediato de estas estudiantes -compañeros, profesorado y familias- para que reconozcan y valoren este talento femenino.

La demanda de profesionales STEM crece en mayor medida que la de profesionales de otros sectores y el número de jóvenes que optan por las STEM no crece al mismo ritmo. Según datos de Eurostat, en España, solo 13 de cada 1.000 personas han completado estudios en estos campos, de los cuales solo el 26% son mujeres. «Fundación Aquae quiere ayudar a revertir esta situación; para ello, ha diseñado un innovador proyecto que pondrá en marcha en noviembre y que pretende inspirar y formar a miles de alumnas para que conozcan de primera mano las materias STEM y así puedan desarrollar su talento en carreras profesionales ligadas a la Ciencia y la Industria 4.0. No se puede elegir lo que se desconoce», explica Mariola Urrea, presidenta del Consejo de Estrategia de Fundación Aquae.

Aquae STEM, que tiene previsto incidir en más de 3.500 niñas, está configurado por un conjunto de actividades prácticas diseñadas para despertar el interés de las alumnas por las STEM a través de la resolución de retos, utilizando la innovación y la creatividad como vehículos para inspirarlas. Estas actividades incluyen debates y trabajos donde se plantearán desafíos relacionados con el desarrollo sostenible, y más concretamente sobre el mundo del agua, que resolverán a través del diseño, programación y construcción de prototipos, con la ayuda de un kit con material que se pondrá a disposición de cada participante.

Este programa se apoya en cinco principios clave: impulsar entornos de aprendizaje STEM en edades escolares muy tempranas de forma sostenida en el tiempo; fomentar el interés de las niñas por las carreras STEM; favorecer el acceso de las niñas a experiencias STEM, a través de procesos formativos diferenciados, en el marco de una comunidad de iguales; potenciar la confianza de las niñas en su talento y habilidades para entornos STEM, compartiendo experiencias y resultados con sus compañeros de clase; e implicar a las familias y al sector educativo.

«Esta experiencia de aprendizaje, que se implementará durante el curso escolar en el aula y en el entorno digital, se integra en el plan curricular de cada curso académico, asociada, entre otras, a la asignatura de Ciencias de la Naturaleza de Educación Primaria (LOMCE). Para consolidar su impacto entre las alumnas, este programa las acompañará durante tres cursos consecutivos, de forma sostenida en el tiempo», señala Urrea.

Brecha de género en educación STEM

Según un estudio publicado en 2017 por la revista ‘Science’, a los seis años las niñas comienzan a autoexcluirse de las matemáticas y otras materias relacionadas por considerarse menos brillantes que los niños.

«Hay muchos estudios que demuestran que como las vocaciones se potencian en edades tempranas, al igual que los estereotipos de género sobre la capacidad intelectual según apunta el estudio de ‘Science’, es importante diseñar programas que impacten en esas edades en las que los estudiantes son más receptivos a los mensajes. Trabajar con edades tempranas también permite proponer la consecución de objetivos alineados con las familias, lo que permitirá un mayor impacto en la transformación de percepciones y estereotipos», destaca Mariola Urrea.

En este contexto, los sistemas educativos y las escuelas desempeñan un papel clave para despertar y potenciar el interés de las niñas por las materias relativas a las STEM, así como a la hora de favorecer entornos en los que se materialice la igualdad de oportunidades en el acceso a una educación de calidad vinculada a estas disciplinas científicas y tecnológicas, que son la base del futuro.

«Son varios los informes que destacan la brecha de género en las materias STEM. Un hecho que es consecuencia de diferentes factores enraizados en los procesos de socialización y aprendizaje: convencionalismos sociales, culturales y de género que influyen en la forma en que las chicas y chicos se relacionan con su familia, sus amistades, sus profesores y la sociedad en general, y que moldean su identidad, sus creencias y sus decisiones», concluye la presidenta del Consejo de Estrategia de Fundación Aquae.

Aquae STEM se desarrollará en 50 centros educativos de España.  En una primera fase, se centrará en la región de Murcia, la Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla y León, Castilla La Mancha y Andalucía, para lo que Fundación Aquae trabajará conjuntamente con Hidralia, Hidraqua, Hidrogea, Aquona y Viaqua -marcas locales del grupo Suez-.

Este proyecto se alinea con dos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fundamentales: igualdad de género (ODS 5) y agua limpia y saneamiento (ODS 6).