El MITECO destina 11,4 millones de euros para reparaciones urgentes en playas y costas por efecto de la DANA del mes de septiembre

Destinado a actuaciones en el Dominio Público Marítimo Terrestre

  • Las principales actuaciones se desarrollarán en las provincias de Murcia, con una inversión estimada de 4.620.000 euros; Alicante, a la que se destinan unos 2.300.000 euros; Valencia, donde se realizarán obras por valor de 1.700.000 euros; Almería, con una dotación de 970.000 euros; y Castellón, provincia a la que se destinarán 860.000 euros
  • Se realizarán obras de emergencia también en Tarragona, por un importe aproximado de 550.000; Málaga, con un presupuesto de 360.000 euros; y Granada, que necesitará reparaciones estimadas en 56.000 euros

El Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) ha declarado como “obras de emergencia” la reparación de los daños causados en el Dominio Público Marítimo Terrestre (DMPT) por los temporales marítimos, de viento y de lluvias provocados por la intensa depresión aislada en niveles altos (DANA), que tuvo lugar entre los días 11 y 14 de septiembre. Las actuaciones de urgencia se realizarán en las provincias de Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada y Málaga. El presupuesto total previsto para estas obras será de unos 11.446.000 euros. El plazo de ejecución de las obras varía en función del daño, y oscila entre 3 y 5 meses.

En concreto, esta dotación presupuestaria se distribuirá geográficamente de la siguiente forma:

COMUNITAT VALENCIANA

En la provincia de Castellón, los daños de la DANA de septiembre sobre el Dominio Público Marítimo Terrestre se concentraron en los municipios costeros del sur.

En Almenara, es necesario reparar los daños en el paseo marítimo de Casablanca, reponer diversas estructuras de madera de acceso a la playa y daños en la solera del propio paseo, reestablecer material de playa removido por el temporal y que no se recupera de forma espontánea y reparar el descalce de una parte del dique de escollera de protección existente.

En La Llosa, Chilches, Moncofa, Nules y Burriana, las obras consistirán en recrecer la altura de la berma o del cordón litoral mediante la aportación de arena hasta dejar una cota de coronación mínima de 3 metros sobre el nivel del mar y su fijación con plantación dunar. Por otro lado, en Almassora, las actuaciones se centrarán en el material perdido en la playa que es preciso reponer.

Finalmente, en cuanto a los municipios del norte de la provincia, se actúa de forma similar, pero teniendo en cuenta que en la mayoría de este tramo, la fracción de arena fina es dominante. El coste total de la actuación se estima en 860.000 euros con un plazo inicial de ejecución de unos 5 meses.

Las playas ubicadas en la provincia de Valencia, por su parte, han sufrido daños originados por la acción del oleaje que son difícilmente recuperables de manera natural. Las afecciones, por tanto, consisten en una pérdida importante de arena en la playa seca.

En Sagunt, el principal daño en el DPMT es el retroceso de la línea de orilla y la pérdida de gravas en el cordón de separación con el marjal dels Moros, lo que supone una amenaza a la integridad de este Lugar de Interés Comunitario (LIC) frente a la intrusión marina.

En la ciudad de Valencia, se ha registrado una pérdida acusada de arena en las playas situadas al sur, especialmente en la playa de la Garrofera. La pérdida de arena ha hecho aflorar restos del antiguo paseo marítimo provocando la aparición de hierros oxidados principalmente en las playas del Saler y la Garrofera. Algo similar ha ocurrido en Sueca, donde el oleaje ha incidido sobre el muro del paseo marítimo y se ha producido una pérdida de arena que ha hecho aflorar restos de antiguas construcciones.

Las playas de la zona norte de Cullera, junto a la desembocadura del río Jucar, y la del Brosquil de Cullera han experimentado pérdida de arena y también necesitarán actuaciones de limpieza. En el Brosquil de Cullera, además, han aflorado restos de antiguas construcciones. De igual modo, el temporal ha provocado una importante pérdida de volumen de arena en las playas de la Goleta de Tavernes, en el municipio de Piles.

Por otro lado, las playas de Daimuz, Miramar, Bellrreguard, Guardamar de la Safor, Piles y Oliva requerirán actuaciones de retirada de material procedente de los ríos Serpis y Molinell. En total, la inversión prevista para esta provincia es de 1.700.000 euros con un plazo inicial estimado de 4 meses.

Por su parte, en la provincia de Alicante se han producido pérdidas de arena en las playas y acumulación de cañas, de escombros y de suciedad en los términos municipales de Denia, Calpe, Altea, Alicante, Torrevieja, Orihuela y Pilar de la Horadada. También se han registrado, entre otros impactos, daños en cordones dunares, descalces de escolleras en las playas del sur de la provincia y roturas de paseos marítimos y accesos.

Los temporales han ocasionado igualmente daños en los paseos marítimos de Cap Negret (Altea), el de la playa de la Fosa en Calpe, el de La Mata (Torrevieja), los de Capitán y Cabo Roig en Orihuela, y el del Mojón en Pilar de la Horadada. También se han observado daños en los accesos a las playas y en los vallados dunares de Guardamar del Segura.

La dotación presupuestaria prevista para subsanar estos desperfectos es de unos 2.330.000 euros. El plazo inicial estimado de las obras es de 4 meses.

REGIÓN DE MURCIA

Los principales daños en el DPMT se han producido en las playas de los municipios de Águilas, Cartagena, Lorca, Los Alcázares, Mazarrón, San Javier y San Pedro del Pinatar, y han consistido en pérdida de arena en las playas debida a los arrastres de arenas localizados, especialmente, en la prolongación de las calles y desembocaduras de ramblas y ramblizos, con aparición de surcos, socavones y escalones en la playa, así como la acumulación de material, vehículos y otros elementos de mediano y gran tamaño.

Se han observado igualmente daños en infraestructuras de las playas de Las Tortugas (Calarreona, Aguilas); Los Nietos, Paraíso y Mar de Cristal (Cartagena); Punta Calnegre, Baños de las mujeres y Siscar (Lorca); las playas de Los Alcázares; Castillicos, Santiago de la Ribera, Veneciola, Matasgordas y Martinique (San Javier); y El Mojón, en San Pedro del Pinatar.

La valoración de las obras de reparación necesarias es de unos 4.620.000 euros. El plazo inicial estimado de las obras es de 5 meses.

ANDALUCÍA

En Almería, los principales daños detectados consisten en pérdidas de arena en las playas de los municipios de Almería, Nijar, Carboneras, Mojácar, Garrucha, Vera, Cuevas de Almanzora y Pulpí. Igualmente se han detectado acumulaciones de suciedad de material arrastrado por las riadas. Las actuaciones a realizar consistirán, básicamente, en aportes de arena y limpieza del material arrastrado con una inversión prevista de 970.000 euros y un plazo de ejecución de 3 meses.

Las playas del litoral de Granada han registrado una gran acumulación de residuos arrastrados por las lluvias, por lo que es necesario proceder a su retirada. Se prevé una inversión de 56.000 euros para subsanarlos.

Por último, en la costa de Málaga, los daños producidos se han centrado, especialmente, en los términos municipales de Rincón de la Victoria, Málaga, Torremolinos y Fuengirola. Fundamentalmente se trata de arrastres al mar y a la playa de residuos antrópicos, restos de construcciones, escolleras, rocas, materiales vegetales y otros residuos que darán origen a basuras marinas.

También se han constatado aterramientos de las desembocaduras que impiden o dificultan la salida natural de los ríos con el consiguiente riesgo, presencia de escombros y otros materiales no adecuados para las playas. Y también escalones, basculamientos, surcos y bermas producidos por los temporales que impiden el uso adecuado del litoral.

En total, la reparación de los daños producidos se estima en unos 360.000 euros con un plazo de ejecución prevista de 3 meses.

CATALUNYA

En Tarragona, la DANA de septiembre provocó, en el ámbito del DPMT, pérdidas de arena y descalces de escollera frente al paseo marítimo de Roda de Bará; erosiones en el frente costero de la Isla de Buda, en el municipio de Sant Jaume d’Enveja, que ponen en riesgo la permanencia del cordón litoral existente, lo que supondría un grave impacto ambiental por la entrada de agua de mar; e inestabilidad de acantilados en Alcanar, por lo que es preciso suavizar el talud existente y proteger en algunas zonas el pie de los mismos. El coste total de la inversión prevista asciende a 550.000 euros, con un plazo de ejecución de 3 meses.