El Guadiloba pierde 1,74 hectómetros cúbicos en un mes y ya está al 39%

Acciona tranquiliza a los vecinos de Cáceres el Viejo: la calidad del agua que llega a la barriada es buena, pese a su color amarillo

No hay problemas de suministro. Desde el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Tajo se han encargado de repetirlo en los últimos meses. El abastecimiento de Cáceres está asegurado. Sin embargo, la imagen del Guadiloba, el pantano del que se surte la ciudad, cada vez es más ilustrativa. En el último mes ha perdido 1,74 hectómetros cúbicos. A principios de julio tenía 9,82, por debajo de la mitad de su capacidad total (20,4). En la actualidad, con datos de ayer por la tarde, son 8,08 hectómetros cúbicos (al 39 por ciento). En este tiempo, el descenso equivale al consumo de los cacereños durante casi dos meses. En un año ha perdido un 24 por ciento.
Los números en Alcántara son preocupantes pero menos. Está 17 puntos porcentuales por debajo de su volumen hace ahora 12 meses. Supera a duras penas la mitad de su nivel cuando en agosto de 2011 se encontraba al 69 por ciento. Con todo, en este caso, las circunstancias han cambiado en las últimas semanas. En julio disponía de 1.548 hectómetros cúbicos de agua (el pantano llega a los 3.162). Ahora son 1.667. Es decir, ha ganado en el último mes. Además, hay otra referencia que resulta clave para entender que no hay espacio para el dramatismo. El consumo no está en entredicho.
Margen de seguridad
Alcántara se mueve en la cota 199,49. Eso significa que hay un margen de más de ocho metros todavía hasta llegar a la fatídica cota 191. En ese punto se interrumpe el trasvase desde el Almonte ya que el nivel del agua queda por debajo de las bombas extractoras. Está lejos de suceder.
En 2009 la Confederación del Tajo ya tuvo que dar instrucciones a Iberdrola para que no hiciese peligrar ese nivel. Carmen Heras, como alcaldesa de Cáceres, también se vio obligada a intervenir en alguna ocasión. Esta vez no será fácil que las circunstancias se repitan.
En los últimos días, además de la avería de Antonio Hurtado por la rotura de una tubería, ha sido noticia la sucesión de quejas desde diferentes barriadas por el color amarillento que, según el día y la hora, presenta el agua.
Agua sin alteración
Ha habido protestas en La Cañada, en Aldea Moret (Acciona respondió que solo le constaba la queja formal de una inquilina de un bloque de la calle Juan García) y sobre todo en Cáceres el Viejo. El malestar de los vecinos no deja dudas en su foro en Internet, donde se planteó el asunto. Incluso han enviado escritos a la empresa concesionaria del servicio integral del agua.
Acciona, como en el caso de Aldea Moret, quita hierro a la cuestión. «Nuestro personal de red de distribución ha procedido a realizar varias purgas en las tuberías de abastecimiento que discurren por la zona indicada comprobando que la calidad del agua suministrada está dentro de los parámetros establecidos». Es la respuesta oficial que han recibido los usuarios. Acciona les tranquiliza: en el líquido que beben «no existe alteración alguna».
El presidente vecinal, Francisco Manuel Iglesias, ya anunció que se preocuparía por ello y consultaría en la firma concesionaría y el Consistorio. Los afectados, a pesar de todo, no se sienten muy reconfortados por la respuesta obtenida. Acciona ha contestado por correo electrónico a los vecinos que se interesaron por el problema.
En cifras
Guadiloba. 20,4 hm3 de capacidad. El 16 de agosto de 2011 tenía 12,91 hm3 (63%). Ahora está a 8,08 hm3 (39%).
Alcántara. 3.162 hm3 de capacidad. En agosto de 2011 estaba a 2.181 hm3 (69%). Ahora, a 1.667 hm3 (52%).
Fuente: http://www.hoy.es/v/20120816/caceres/guadiloba-pierde-hectometros-cubicos-20120816.html