El Grupo de Refrigeración Evaporativa de AEFYT considera que el borrador del nuevo Real Decreto sobre Legionela no es coherente con la normativa existente

El Grupo reclama la utilización de técnicas rápidas de detección en las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria de la Legionela

  • Los niveles recogidos en el borrador del Real Decreto no se corresponden con los establecidos en la Norma UNE 100030, que establece el marco de prevención y control de la Legionela.

 El Grupo de Fabricantes de Refrigeración Evaporativa de AEFYT (Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías) está preparando alegaciones al borrador del nuevo Real Decreto sobre la Legionela en el que trabaja el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social


El documento se publicará a lo largo de este año, derogará el actual Real Decreto 865/2003 por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis y modificará el marco regulatorio con objeto de adecuarlo a la información epidemiológica de la que se dispone actualmente en España.

En primer lugar, el Grupo manifiesta su desacuerdo con los niveles de Legionela recogidos en el nuevo borrador, en la medida que no se corresponden con los aprobados con motivo de la actualización, en 2017, de la Norma UNE 100030, que establece el marco de prevención y control de la Legionela. Dicha norma, revisada con la colaboración del Grupo de Torres de AEFYT a fin de introducir los aspectos necesarios para ajustarla a las necesidades del mercado, salió adelante con apoyo de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Sanidad y con unos niveles de Legionela que se dieron por adecuados. En este sentido, el Grupo considera que la Norma UNE representa en sí misma un argumento suficiente como para que el nuevo Real Decreto la tome como base en lo que se refiere a los niveles de Legionela a considerar y las actuaciones a establecer en cada caso.

En segundo lugar, el Grupo quiere reivindicar la utilización generalizada de las técnicas rápidas de detección en las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria de la Legionela, en la medida que son actuales, contrastadas y de gran utilidad, siempre que cuenten con sus correspondientes certificaciones.

“El nuevo borrador no es coherente con la normativa existente, por este motivo desde el Grupo de Refrigeración Evaporativa se reclama que este recoja los niveles de Legionela establecidos en la Norma UNE, cuya validez está demostrada”, argumenta Manuel Lamúa, gerente de AEFYT.