El Gobierno toma razón de las actuaciones de emergencia para contener un vertido contaminante en el río Barbaña (Ourense)

Rio-barbana

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil actuó inmediatamente para controlar un derrame de contaminantes en un colector con salida al río en la zona de Ponte Noalla de San Cibrao das Viñas

 El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, ha tomado razón de las actuaciones de emergencia llevadas a cabo por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil para contener un vertido en el río Barbaña, en San Cibrao das Viñas (Ourense), con un presupuesto estimado  de 100.000 euros.

El pasado 28 de mayo, la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil tuvo conocimiento de un derrame de contaminantes en el río Barbaña, en un colector con salida al río en la zona de Ponte Noalla, en el término municipal de San Cibrao das Viñas (Ourense).

El vertido provocó la aparición de manchas características de la presencia de hidrocarburos y/o aceites y grasas en la superficie del río, rocas y vegetación de ribera y en las plantas acuáticas del lecho del río, en un tramo de unos 5 kilómetros del río Barbaña.

Ante la necesidad de tomar medidas de forma urgente, para evitar que el vertido no se extendiera aguas abajo y provocase un mayor deterioro de esta masa de agua e incluso del río Miño (del que es afluente), el presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil declaró de emergencia las actuaciones, que se iniciaron inmediatamente, consistentes en la ejecución de barreras de contención en varios puntos del tramo afectado, la colocación de material absorbente y retirada del material contaminante, incluyendo la posterior gestión de los residuos.