El Gobierno destina 4,4 millones a entidades locales para obras de depuración

rio-pirineo-aragones

El Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración es la herramienta que lleva a cabo la construcción de las depuradoras de aguas residuales previstas en Aragón

El Gobierno de Aragón destinará 4,4 millones de euros a subvenciones a entidades locales para la dotación o mejora de infraestructuras de depuración, que se concederán en concurrencia competitiva por un máximo del 95 por ciento de la inversión necesaria y con un límite máximo de 300.000 euros por solicitud.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero de Presidencia, Vicente Guillén ha explicado que las subvenciones, que se tramitarán de acuerdo con los principios de publicidad, concurrencia, objetividad, transparencia, igualdad y no discriminación, se ejecutarán entre los ejercicios 2018 y 2020.

El Ejecutivo autonómico recuerda que el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración es la herramienta de planificación por el que el Instituto Aragonés del Agua lleva a cabo la construcción de las depuradoras de aguas residuales previstas en Aragón.

El plan contiene una serie de actuaciones a desarrollar en núcleos de población de más de 1.000 habitantes equivalentes para dar cumplimiento a lo establecido en materia de tratamiento de aguas residuales por la normativa de la Unión Europea y la legislación básica del Estado.

Por otro lado, el Plan Integral de Depuración del Pirineo Aragonés tiene como objetivo tratar todas las aguas residuales urbanas de la cabecera de los valles pirenaicos.

Ante la necesidad de avanzar en la construcción y mejora de los sistemas de depuración de aguas residuales adecuados a las características de las entidades locales aragonesas, el Instituto Aragonés del Agua pretende impulsar y acelerar el cumplimiento de las obligaciones en materia de tratamiento de aguas residuales a través de una convocatoria de subvenciones, tal y como ya hizo el año pasado.

Leer artículo completo en HERALDO