Crespo destaca una inversión de 22,5 millones para prevenir y gestionar catástrofes en las presas de la Junta

Carmen Crespo, durante su visita al Sistema automático de información hidrológica (SAIH), en Málaga.

El Gobierno andaluz apuesta por Málaga como centro neurálgico para el control de las cuencas andaluzas con 6 millones de euros para modernizar el SAIH

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo SostenibleCarmen Crespo, ha destacado en Málaga la inversión de 22,5 millones de euros para proyectos de prevención y gestión de catástrofes en todas las presas de titularidad de la Junta de Andalucía, durante la visita que ha realizado a la sede de la Cuenca Mediterránea Andaluza, donde ha conocido de primera mano el Sistema automático de información hidrológica (SAIH).

Crespo ha hecho hincapié en que la puesta en marcha de estos proyectos supondrán una mejora de los elementos de control de las presas, así como la implantación de los correspondientes planes de emergencia, a fin de proteger a las poblaciones en caso de avenida. Dentro de este paquete inversor de 22,5 millones de euros, ya ha salido publicada en el perfil del contratante las obras de prevención de catástrofes en las presas de Béznar y Rules en la provincia de Granada por un importe de 6 millones de euros. Además, ya está en fase de redacción los proyectos de las presas de Guadalhorce, Limonero y Casasola en Málaga, y la de Benínar en Almería.

En su visita a la sede de la Cuenca Mediterránea Andaluza, la consejera ha apostado por Málaga como centro neurálgico para el control y la gestión de las cuencas intracomunitarias, a través de una ampliación del SAIH para integrar la cuenca del Tinto-Odiel-Piedras de la provincia de Huelva, lo que significará un «salto cualitativo» a la hora de tomar decisiones en la gestión del agua, especialmente en situaciones extremas.

Para ello, Crespo ha detallado que se está ya trabajando en la redacción de un proyecto de modernización del SAIH, «que contará con una inversión de 6 millones de euros y que permitirá avanzar en el control preciso de las cuencas andaluzas». Asimismo, la consejera ha avanzado que la sede de la Cuenca Mediterránea Andaluza cambiará de ubicación, como ya ha ocurrido con las direcciones generales del agua en Sevilla, «para poder trabajar en las mejores condiciones».

En este sentido, la consejera ha remarcado la apuesta del Gobierno andaluz y de su presidente, Juanma Moreno, por una Cuenca Mediterránea «a la que estamos dando una prioridad especial con inversiones para el mantenimiento de las presas, mejoras tecnológicas y de la propia sede», al tiempo que ha remarcado la importancia del SAIH para conocer en tiempo real la información sobre variables climáticas, hidrológicas y de estado de las infraestructuras, así como para llevar a cabo un control minucioso de los embalses y de los recursos hídricos de la comunidad.

Pacto Andaluz por el Agua

Crespo ha reiterado en Málaga que la gestión del agua es «clave» para el Gobierno andaluz, y por ello «le estamos dando prioridad como tema de Estado, con iniciativas como el Pacto por el Agua que, en solo tres meses desde el mandato del Parlamento, ya ha dado sus primeros pasos con la reunión del grupo de trabajo político y que en una segunda fase social incorporará a todos los agentes vinculados al agua en Andalucía».

Igualmente, la consejera ha resaltado los 400 millones de euros de inversión para depuración de aguas residuales durante el próximo trienio gracias a una gestión eficaz del canon del agua y la elaboración de planes de sequía «que nos dicten qué alternativas y actuaciones hay que acometer desde la prevención y no desde la improvisación, como ocurría con el anterior Gobierno».