Closca diseña una botella ecológica para impulsar el consumo de agua del grifo con Oceanogràfic y Aguas de Valencia

botella-closca

La Fundación Oceanogràfic, la Fundación Aguas de Valencia y la empresa valenciana Closca se han unido para impulsar el consumo de agua de la red pública con la Botella Closca

La unido impulsa la cultura del consumo de agua de la red pública a partir de las posibilidades que ofrece la Botella Closca, diseñada para llevar encima y con una aplicación móvil con información de los puntos posibles de repostaje

Ambas fundaciones y la empresa, fundada por Carlos Ferrando, creadora del casco para bicicleta plegable conocido en todo el mundo, coincidieron en que existe “una comunidad de ideas y propósitos, que les une para poder impulsar iniciativas, que atajen el grave problema de la contaminación marina debida al abuso de los plásticos de un sólo uso, en su gran mayoría derivados del consumo de agua embotellada, por lo que promueven la utilización de recursos sostenibles y sin afección al medio ambiente, como el agua de la red, tal como lo están haciendo ya numerosas ciudades europeas y del resto del mundo”.

Closca, en palabras de su creador, “no ha hecho una simple botella, sino que se trata de una botella de cristal que puedes llevar contigo y mostrar a los demás tu apuesta por la lucha contra el plástico de un solo uso. Es lo que llamamos el movimiento #mylastplasticbottle. Con una aplicación que te permite conocer más de 70.000 puntos donde recargarla, para promover un hábito de repostar agua que queremos que se reposte, no sólo en las fuentes públicas, sino en todo tipo de centros: restaurantes, grandes comercios, gimnasios…

“Nuestra filosofía – que coincide con el Oceanogràfic y Global Omnium- es que si la gente encuentra agua fácil y la puede llevar fácil, contribuye a un planeta menos contaminado”.

Leer artículo completo en elEconomista.es