Científicos tachan de “imprudente” que se permita el baño en la Playa de O Corgo

El grupo Albiotox no descarta que las cianobacterias vuelvan a teñir de verde las aguas del embalse de As Conchas

EIRE VALCÁRCEL – OURENSE Son pocos los que se atreven hoy a darse un chapuzón en el embalse de As Conchas después de que el pasado verano (en concreto el 2 de agosto) la Consellería de Sanidade declarara como “no aptas” sus aguas por la gran concentración de toxinas.
El grupo de investigación Albiotox, de la Universidad Complutense de Madrid, y que tiene como miembro a la doctora en Ciencias Químicas Camino García Balboa, considera “imprudente” que se permita el baño en algunas zonas, como la Playa de O Corgo, “hasta que se encuentre la causa real de este fenómeno”.

Camino García (en el centro) con la sonda multiparamétrica de cianobaterias

Además, es especialmente preocupante que este grupo de investigación considere que “puede volver a suceder lo del año pasado”, momento en el que el color verde era el predominante en el embalse por la presencia de las algas.Para que esto ocurra, no obstante, es necesario que se conjuguen una serie de factores, entre los que destacan las altas temperaturas.
No obstante, y tras la alarma creada el año pasado por el suceso, la Playa de O Corgo, en el concello de Muíños, es ahora un desierto en el que sólo tienen presencia las cianobacterias (también llamadas algas tóxicas) perfectamente visibles en el embalse con tan sólo acercarnos a la orilla: “15.000 colonias por mililitro”, señala la doctora García Balboa.
Recogida de muestras
Camino García recogió muestras de la presencia de las algas en el agua a través de una sonda multiparamétrica durante la mañana de ayer, acompañada, entre otros, por el presidente del Club de Piragüismo Fontefría, Xoán Carlos Rodríguez, situada al lado del camping de O Corgo y justo enfrente a la playa.
El departamento del que forma parte la experta trabaja desde el verano pasado en un “caso de contaminación totalmente anormal” . García Balboa afirma además que la toxina de la cianobacteria (llamada microcistina) puede causar graves problemas de salud “fundamentalmente en el hígado”.
Albiotox centra su tarea de indagación, por un lado, en un estudio microbiológico de las aguas del embalse, y por otro, en la búsqueda de metales pesados (como el cobre) que son administrados al ganado con una finalidad bactericida. Para la doctora García, se trata de un caso de contaminación que “no se puede producir de forma natural”, motivo por el cual la estrategia de investigación se centra en encontrar la causa del fenómeno en vertidos de materia orgánica.
El purín, la parte líquida que rezuma de todo tipo de estiércoles de animales, concentra en ocasiones retazos de cobre u otro metales en el sistema de los mamíferos que se les dan para evitar posibles infecciones.
Albiotox, que además elabora sistemas de detección para prevenir el “bloom” de cianobacterias, trabaja actualmente con esta carta para comprender el fenómeno.
Una grave polución acuífera en Muíños
La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, tras analizar la zona, descartó el pasado junio otro bloom de cianobacterias en el embalse de As Conchas.
La aparición de una mancha de espuma en las aguas hace unos meses volvió a dar la voz de alarma. Sin embargo, la confederación descartó que se vuelva a producir un fenómeno como el año pasado, que obligó a cerrar el embalse al baño. Se trata de una opinión contraria a la que mantiene el grupo de investigación Albiotox, quien no rechaza que acontezca lo ocurrido hace un año.
De hecho, el regreso de las cianobacterias o algas tóxicas ya es una realidad en el embalse, microorganismos que han vuelto a teñir de verde las aguas desde que comenzó el verano y con ello las altas temperaturas.
El Ministerio de Medio Ambiente anunció en junio que trata de parar con cortezas de eucalipto la contaminación de As Conchas.
De esta forma, la Confederación Hidrográfica coloca balsas con sacos de este material en las playas de A Rola, en Muíños, y de Porto Quintela, en Bande para frenar esta severa contaminación de cianobacterias, que según grupos de investigación científicos como Albiotox, tiene su causa principal en el vertido de residuos tóxicos al cauce fluvial del río Limia.

Fuente: http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2012/08/16/cientificos-tachan-imprudente-permita-bano-playa-o-corgo/674527.html