Castilla-La Mancha reactiva la «guerra del agua»

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, considera normal que Murcia y la Comunidad Valenciana se hayan movido tras conocer el borrador de plan de cuenca del Tajo, pues tienen que buscar «otras fórmulas» para conseguir agua cuando antes las tenían «garantizadas».

TAJO--644x362Cañizares, en una entrevista con la Agencia Efe, sostiene que el borrador de plan del Tajo supone un cambio «muy positivo» para Castilla-La Mancha y eso tiene consecuencias para otras comunidades «que tienen que iniciar un camino que antes lo tenían resuelto y más claro».

Por eso, considera que «no puede sorprender a nadie» ni llamar la atención que esas dos comunidades hayan firmado un memorándum con el Gobierno central sobre el trasvase Tajo-Segura. «Si no hubiese habido un movimiento de Murcia y de Valencia después de ese borrador, raro sería», añade.

Y recalca que el borrador aumenta de 240 a 400 la reserva de la cabecera del Tajo y dobla los caudales ecológicos, «un hito sin precedentes» para la región y para la sostenibilidad del río, que tiene «un déficit desde hace muchos años muy importante».

A su juicio, por mucho que el memorándum recoja la venta de derechos de agua de regantes del Tajo al Segura, hay cosas que no cambian: «si tienes que tener 400 hectómetros en cabecera, tienes que tener 400 en cabecera; y por Talavera tienen que pasar 10 metros cúbicos por segundo».

Y deja claro que los planes hidrológicos son ley y «eso no se mueve con memorandos, se mueve con otra ley».

«Ese borrador ha nacido con consenso y supone cambios, y eso lo tiene que entender todo el mundo, pero en este caso cambios que son muy favorables para Castilla-La Mancha», recalca el portavoz popular.

ABC